DHL se arma para enfrentar el proteccionismo

La empresa de mensajería y logística prevé apoyarse en nuevos servicios y tecnología para mejorar operaciones y conservar sus clientes, pese al crecimiento de las políticas proteccionistas.

2136

Tim Scharwath entró por primera vez a su oficina en Bonn, Alemania, ciudad sede de Deutsche Post DHL, a mediados de junio pasado, luego de aceptar la oferta de trabajo que le hizo esta compañía.

Llegó para responsabilizarse del negocio de carga comercial a gran escala, que en DHL denominan Global Forwarding. Como el año ya iba a la mitad, su trabajo se centró en planificar el siguiente (2018), dilucidar cómo será el flujo de mercancías en el mundo y qué puede hacer la compañía germana para capitalizarlo.

En enero ya tenía un pronóstico sobre su escritorio. Según su evaluación, el comercio en el mundo registrará un crecimiento moderado en el primer trimestre, apenas 2% mayor que el del cierre del año, una cifra que concuerda con el 2% a 3% previsto por la Organización Mundial de Comercio (OMC).

 

Los tratados comerciales son vitales para las compañías de mensajería y logística como DHL, la líder mundial en transporte de carga vía aérea, con 2 millones de toneladas anuales, y segunda en traslado por mar, con 3 millones de contenedores, sólo detrás de la suiza Kuehne + Nagel.

Y aunque los tratados pasan por un periodo crítico (Reino Unido se separó de la Unión Europea; el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica, TPP, no se concretó; y el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, TLCAN, está en revisión), DHL no ha sido alcanzada. Su área de carga, tanto marítima como aérea, registró un crecimiento de alrededor de 8% en el tercer trimestre del año pasado, versus el mismo lapso de 2016.

Pero en DHL saben que nada garantiza que más adelante puedan mantenerse a salvo del proteccionismo que recorre el mundo y de los altibajos de las principales economías. El papel de Scharwath es preparar respuestas.