El Plan Nacional de Desarrollo y el reto de generar empleos

Con el Plan Nacional de Desarrollo, México sería protagonista de la mayor historia de éxito económico del presente siglo, pero…

306

El Plan Nacional de Desarrollo (PND) 2019-2024 presentado por el titular del ejecutivo federal dibuja un auténtico milagro económico como nunca se ha visto en el país y como pocas veces se ha observado en otras partes del mundo; como mexicanos sería lo mejor que nos pudiera suceder, aunque lamentablemente las experiencias de otras décadas y el contexto actual dicen que será muy difícil que eso suceda.

Si se consideran literales las palabras escritas en el PND programado para este sexenio, en el año 2024 no habrá desempleosubempleo ni informalidad. Es decir, la economía mexicana se convertirá en los próximos años en una auténtica maquinaria de generación de empleo tanto para quienes hoy no cuentan con él, como para los que se incorporan año con año a la vida laboral, para los padecen el subempleo y más aún, para todo el gigantesco sector informal que por años ha funcionado como válvula de escape para las presiones laborales y sociales.

El PND señala literal que estos tres fenómenos, los volvemos a señalar: desempleo, subempleo e informalidad, desaparecerán de la economía mexicana; sería maravilloso, pero ¿es real?, a veces los objetivos son una colección de buenos deseos que lo único que propician son grandes desilusiones.

Aquí están las cifras de lo que debe generar la economía del país en empleos para satisfacer la demanda actual, la demanda rezagada, la que se incorpora año con año y la que se requerirá para desaparecer al sector informal volviéndolo formal ya sea con algún esquema fiscal o de plano eliminar casi por decreto esta actividad. En solo seis años el gobierno actual deberá generar varias “cataratas de empleos”, vea porqué.

De acuerdo con la más reciente medición de la Población Económicamente Activa (PEA) en México ésta se ubica en 56 millones 23 mil 199 personas, mientras que la tasa de desocupación de la PEA está en 3.6 por ciento. Lo anterior significa que para desaparecer el desempleo en el acto el gobierno deber crear algo así como 2 millones 16 mil 835 empleos.

De acuerdo con cifras oficiales, el sexenio pasado se generaron poco más de 4 millones de empleos, 4 millones 61 mil 243 plazas laborales para ser exactos. Lo anterior significa que la administración actual deberá generar casi de inmediato la mitad de los empleos que se crearon en todo el sexenio anterior, solo para eliminar el desempleo del país; si no es de inmediato sí deberá hacerlo en algún momento. Pero, eso es solamente para proporcionar trabajo a los desempleados, no incluye la incorporación anual, ni las plazas laborales necesarias para abatir el subempleo y la informalidad.

Segunda catarata de empleos: para eliminar la informalidad

Si la informalidad laboral se pretende atacar por medio de la generación de empleos (casi la única forma ya que la otra es mediante esquemas fiscales), se deberán crear muchos millones de empleos en México, como nunca, en un sexenio jamás se habrían creado tantos para tal fin, ni para ningún otro objetivo. El año pasado el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en su Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) señaló que la economía informal tiene entre sus garras a 30.2 millones de mexicanos.

Como señalamos anteriormente, este rubro de la economía ha servido de válvula de escape a las presiones laborales durante décadas, ahora el PND 2019-2024 señala que lo desaparecerá. Para ello, si se pretende que la tarea se cumpla al final del sexenio el gobierno en funciones deberá generar año con año algo así como 5 millones de empleos formales, de modo que se incorporen al sector laboral este tipo de trabajadores y al final del sexenio la economía informal sea solamente un recuerdo.

La suma de los poco más de 2 millones de empleos que deben generarse para acabar con el desempleo más los 5 millones para terminar con la informalidad llevan a un total preliminar de 7 millones de empleos generados durante el sexenio, lo que ya rebasaría en 75 por ciento a los empleos generados en la administración del expresidente Enrique Peña Nieto; de otras administraciones mejor ya ni hablamos.

Tercera catarata de empleos: Para terminar con la subocupación

La tasa de subocupación ronda niveles actuales de 6 por ciento de la PEA; es decir, aquellos que pueden todavía trabajar más de lo que lo hacen actualmente pero que no lo hacen por falta de oportunidades. Lo anterior significa que para abatir este fenómeno debería crearse alrededor de 3 millones 300 mil nuevos empleos en el sexenio. La suma total llega ya a los 10 millones de empleos.

Cuarta catarata de empleos: Para que los jóvenes que se incorporan al mercado laboral tengan trabajo

De acuerdo con los datos oficiales, cada año alrededor de un millon 200 mil mexicanos se incorporan al mercado laboral. Es decir, México necesita generar año con año al menos un millón de empleos para satisfacer la demanda, algo así como 6 millones de empleos sexenales.

NotimexIMSS y el empleo

En total, para desaparecer fenómeno laborales y económicos que en efecto son un lastre para el desarrollo económico, además de atender la demanda anual inercial de fuentes de trabajo la actual administración federal deberá generar nada más y nada menos que 16 millones de empleos; esto sería un auténtico milagro económico, algo nunca visto. El manejo de cifras y conceptos es delicado, bien valdría la pena reflexionar sobre lo que se dice en los programas de gobierno para no generar expectativas que no dejan de ser buenos deseos, al menos así pueden considerarse.

Si los objetivos en materia laboral del PND 2019-2024 llegan a concretarse, México será el protagonista de una de las más grandes historias de éxito económico en la historia del mundo y la más grande en este siglo XXI. ¿Será?