México, ¿potencia agroexportadora?

El próximo martes 19 de junio se celebrará en Guadalajara, Jalisco; el encuentro denominado "México como potencia exportadora".

1388

¿Potencia agroexportadora?

Esta afirmación ha sido particularmente recurrente a raíz de que, por primera vez en veinte años, se logró, en 2015, un superávit en la balanza comercial agropecuaria y agroindustrial.

Somos líderes mundiales en algunos productos procesados como el tequila y la cerveza, así como frescos como el tomate, el limón, el aguacate y varios más.

Sin embargo, a nivel agregado ocupamos el 17° lugar en el ranking de los agroexportadores mundiales. Nunca nos hemos posicionado dentro de los primeros diez.

Aceptando, sin conceder, que el lugar 17 nos convierte en una potencia agroexportadora, esto no es un fenómeno reciente. En 1994, punto de partida de nuestra apertura de libre comercio con Norteamérica, ocupábamos el lugar 23. En 22 años ascendimos algunas posiciones a costa de países como Singapur y Hong Kong, que son territorialmente pequeños, con menores recursos naturales y cuya tendencia ha sido la de convertirse en maquiladores de alimentos procesados o re-exportadores. Si eliminamos de la tabla dichos países, en 2016 el nuestro prácticamente se ubicaría en el mismo sitio de 1994.

Nuestra posición no ha cambiado mucho a lo largo de la historia

Por otro lado, se ha querido asociar el éxito exportador al TLCAN, tesis que es imprecisa como ya analizamos en nuestro artículo (TLC: la trampa agrícola), pues no hay evidencia econométrica que lo avale.

El próximo martes 19 de junio se celebrará en Guadalajara, Jalisco; el encuentro denominado «México como potencia exportadora». Al tenor de la misma se celebrará una mesa redonda con expertos. Asistirá el Presidente Enrique Peña Nieto. Lo organizan ASERCA y la SAGARPA.

Espero que esta diminuta contribución limite las presentaciones triunfalistas a las que nos quieren acostumbrar y se encamine a discusiones objetivas. México ha crecido, no se puede negar el esfuerzo a nuestros productores, pero aún enfrenta retos por superar.

Más aún si consideramos el entorno actual de proteccionismo y guerra comercial que ha emprendido nuestro principal socio comercial, lo que hace sumamente vulnerable la continuidad del crecimiento de las exportaciones mexicanas.