Trump no lo sabe, pero México y EU tienen un gran negocio de productos agrícolas

CIUDAD DE MÉXICO.- México no pactó comprar más productos agrícolas a Estados Unidos como parte del acuerdo alcanzado en materia de seguridad fronteriza e inmigración que evitó la imposición de aranceles, confirmó Octavio de la Torre, presidente de TLC Asociados y miembro del Cuarto de Junto en la negociación de Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

245

Respecto al tuit que el presidente Donald Trump emitió el pasado 8 de junio en el que afirmó que México compraría grandes cantidades de productos agrícolas estadunidenses destacó que en la declaración conjunta, de Estados Unidos y México, compartida por el Departamento de Estado, no se mencionó el comercio agrícola como parte del acuerdo.

De hecho, México ya es un gran comprador de productos agrícolas del vecino país, pues importa maíz, soya, carne de cerdo y productos lácteos”, apuntó.

El especialista en comercio exterior explicó que, de acuerdo con el texto suscrito por los dos gobiernos, el plazo es de 90 días antes de considerar nuevamente los aranceles, pero si en los primeros 45 días no se ve un cambio en la tendencia de la inmigración se estipula que tendrán que empezar a discutirse medidas adicionales que incluirían el establecimiento del llamado “tercer país seguro” o del “primer país de asilo”, lo que implicaría cambios legales.

De acuerdo con el registro de la U.S. Customs and Border Protection se detuvo a 60 mil 774 migrantes ilegales que pretendían cruzar la frontera en diciembre del año pasado. Cantidad que para mayo ascendió a 144 mil 278, es decir, 137 por ciento más en sólo cinco meses. “Por ello, la evaluación que se hará en julio definirá si las medidas instrumentadas por el gobierno mexicano logran modificar la tendencia”.

De la Torre destacó que si se logra avanzar en el fortalecimiento de la frontera sur y al mismo tiempo en la ratificación del T-MEC en la Cámara de Representantes, se podrían reducir los márgenes de maniobra que tendría el presidente Trump para imponer sanciones comerciales.

Advirtió que la imposición de cuotas para los productos mexicanos en Estados Unidos colapsaría la economía e inversión en el país, ya que el 80 por ciento de las exportaciones van hacia el mercado estadounidense.

“Observemos que actualmente tenemos una plataforma de acceso, mercados con 13 tratados de libre comercio con 50 países de 194 en el mundo, es decir, con el 70 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) del Mundo con mil 600 millones de consumidores, lo que representa una gran oportunidad para los exportadores mexicanos, vender en estos mercados deberá ser una obligación a partir de ahora”, apuntó.

Ultimátum

Si en 45 días, a partir del acuerdo logrado, el gobierno de México no logra detener los flujos migratorios que transitan por su territorio, Estados Unidos presionaría con una segunda fase, que incluye firmar un acuerdo de tercer país seguro, para que mantenga en su territorio a los solicitantes de asilo en tanto se resuelve su situación