Urgen nuevas políticas para reactivar el sector marítimo

94

En un estudio realizado por el doctor en Ciencias en Ingeniería Eléctrica de la Academia de Ingenieria de México, Marco Antonio Peyrot Solís, se señala que pese a que México es la 12ava economía mundial, no aparece dentro de los 35 países con mayor marina mercante.

Denominado “El Desarrollo de la Ingeniería Naval en México: Un análisis geopolítico”, el estudio afirma que “se puede constatar que uno de los factores que más han influido de manera negativa (en el sector) es la clase de gobierno, al no darle la importancia debida al sector marítimo”

Y agrega: “al no incluir objetivos que impulsen al sector marítimo nacional de manera contundente dentro del Plan Nacional de Desarrollo, éste da bandazos de manera sexenal sin que el país se beneficie de la posición geográfica que ocupa en el mundo”.

Entre otros factores que propone en el estudio es el replanteamiento de la política de puertos por parte del gobierno de la República que fortalezca “el desarrollo de puertos concentradores, esto sin abandonar los puertos de altura existentes”.

Y es que, señala, los puertos mexicanos en general son pequeños y con pocas posibilidades de crecer por no haberse establecido en zonas con una adecuada reserva territorial, por lo que, propone, “enfocar los recursos humanos y materiales escasos con que cuenta el país al desarrollo de 4 puertos de altura que puedan ser competitivos a nivel mundial con suficientes posiciones de atraque, astilleros e infraestructura que concentradas puedan disminuir los costos que actualmente manejan”.

En ese sentido, considera, los puertos que geográficamente tendrían capacidad de crecimiento serían:

.Puerto de Topolobampo, Sinaloa por medio de un proyecto de dragado a largo plazo de la laguna Ohuira.

· Puerto de Lázaro Cárdenas, Michoacán por medio de un desarrollo integral del delta del rio Balsas en el estado de Guerrero.

· Puerto de Tampico, Tamaulipas por medio de un proyecto de dragado a largo plazo de la laguna de Pueblo Viejo, Veracruz.

· Puerto de Coatzacoalcos, Veracruz por medio de un proyecto de dragado a largo plazo de la laguna El Colorado.

Estos puertos, establece, a través de un adecuado servicio de cabotaje, ferrocarril de doble estiba y puertos secos en el interior de la República reducirían los costos y tiempos asociados al manejo de carga tanto de importación como de exportación.

Por otro lado, el especialista ubica varios factores que bien utilizados podrían catapultar la actividad del mar, uno de ellos es la extensión territorial y los recursos naturales.

“México ocupa un lugar preponderante entre los principales países exportadores del mundo y es una de las pocas políticas que ha tenido continuidad dentro del Poder Ejecutivo Federal. El país tiene una diversidad de recursos naturales tanto de renovables como no renovables que se exportan de manera importante y que podrían ser el motor para el desarrollo de la marina mercante.

El cuarto factor, expresa el estudio, es el número de habitantes:

México ocupa el 11avo lugar a nivel mundial por su número de habitantes con un poco más de 112 millones, de los cuales sólo el 15.9% habita en los 161 municipios costeros.

“El uso adecuado de esta fuerza laboral permitiría el desarrollo económico del sector al impulsar intereses marítimos tales como la industria naval, flota pesquera e instalaciones de apoyo”.

Y reitera que “la falta de políticas e incentivos gubernamentales de largo plazo inhiben la migración de la población concentrada en el centro del país hacía las costas por falta de oportunidades de empleo”.

Marco Antonio Peyrot establce dos factores esencialmente negativos para la actividad marítima y considera el carácter de la población uno de ellos:

“El carácter de la población mexicana ha sido minado por una cultura que promueve un tipo de persona pasivo, obediente y afiliativo, que junto con las diversas circunstancias históricas genera un deseo inconsciente de estar protegido dentro de su núcleo familiar y evitar sufrir. Lo anterior es una de las principales causas por las cuales el mexicano añora su familia y es reacio a desplazarse fuera de su entorno y/o buscar trabajos en los que se aleje mucho tiempo de su familia como es el caso de la marina mercante”.

En ese sentido, este carácter es opuesto al de los habitantes oriundos de países con un alto desarrollo marítimo, en donde su población muestra una fuerte tendencia comercial con un carácter independiente del medio que lo rodea.

“Este es el factor crítico que debe de modificarse para que el país desarrolle su potencial marítimo”.

Y finalmente, habla del último factor: “clase de gobierno”.

Los tres poderes de la unión han minimizado al sector marítimo nacional en las últimas décadas, asevera tajante.: “el Poder Ejecutivo Federal debido a nuestro sistema presidencialista es el que a través de una carencia de programas en el Plan Nacional de Desarrollo ha reducido la inversión en el sector”.

Por su parte, el Poder Legislativo Federal también ha contribuido a la falta de oportunidades por no contar con legisladores que cuenten con amplios conocimientos y comprometidos con el sector marítimo nacional para impulsar y reformar leyes indispensables para una mayor competitividad.

Finalmente, el Poder Judicial Federal no cuenta con personal capacitado en el ámbito marítimo, lo cual lo ha hecho insensible a la necesidad de contar con tribunales marítimos para que las controversias del sector puedan resolverse conforme a derecho dentro del territorio nacional.