Zona libre, necesaria para diversificar economía de Chetumal

La ciudad debe transitar de una economía basada en el turismo y los servicios a una con soporte en la industria, exportaciones y comercio.

391

Cancún, QR. El establecimiento de la zona libre en Chetumal es fundamental para consolidar las potenciales inversiones que han mostrado interés por instalarse en la capital de Quintana Roo.

Así lo aseguró el dirigente de la Confederación Patronal de la República Mexicana en Chetumal, José Luis Minguer Alcocer, quien expuso que a partir del anuncio del presidente Andrés Manuel López Obrador sobre el otorgamiento de incentivos fiscales en la frontera con Belice, distintas cámaras empresariales se dieron a la tarea de contactar a inversionistas que pudieran aprovechar esas oportunidades estableciéndose en Chetumal.

Sin embargo, al no incluirse este proyecto en el Plan Nacional de Desarrollo (PND) 2019-20124, aseguró que se complica la consolidación de dichos emprendimientos.

“Chetumal puede y debe transitar de una economía basada en el turismo y los servicios a una economía basada en la industria, las exportaciones y el comercio, dada su situación geográfica y la conectividad que ofrece el Aeropuerto Internacional de Cancún, la cual se verá complementada una vez que entre en funciones el Tren Maya”, dijo.

Ese potencial ha sido visualizado por representantes de la industria de la transformación y la maquila de los giros textil, agroindustrial y de proveeduría de alimentos y bebidas, los cuales ven en la hotelería de Cancún y la Riviera Maya una enorme oportunidad de negocio, aseguró.

No obstante, esos planes de negocio que empresas del norte del país habían puesto sobre la mesa en reuniones de trabajo a invitación de cámaras empresariales del sur del estado podrían no consolidarse si queda trunco el ofrecimiento de los incentivos fiscales que López Obrador prometió antes de que tomara posesión.

Propuestas

Eloy Quintal Jiménez, presidente del Consejo Coordinador Empresarial de Chetumal, coincidió en que el anuncio del Tren Maya y los incentivos fiscales prometidos por el gobierno federal captaron en poco tiempo el interés de empresas de diversos giros por establecerse en la capital de Quintana Roo; incluso se ha llegado a plantear la posibilidad de ampliar la ruta férrea hasta Belice y Guatemala por autoridades de ambos países centroamericanos.

Recordó que recientemente se planteó la posibilidad de un tratado de libre comercio con Centroamérica, para lo cual se puso como condición implementar la disminución del Impuesto al Valor Agregado a 8% y del Impuesto sobre la Renta a 20% de este lado de la frontera, lo cual vendría a dar un enorme potencial al sur del estado una vez que este esquema estuviese articulado por el Tren Maya.