“Bendición” a México

México está frente a la oportunidad de sumarse más a las cadenas de valor de América del Norte, aprovechando que Estados Unidos y China mantienen un enfrentamiento comercial

0
471

“Bendición” a México

 México está frente a la oportunidad de sumarse más a las cadenas de valor de América del Norte, aprovechando que Estados Unidos y China mantienen un enfrentamiento comercial; para ello hay que aumentar el contenido nacional, promover al país en el extranjero y tener mayor coordinación y comunicación para aprovechar el tratado comercial, señalaron funcionarios y empresarios durante un foro.

El tema se discutió en la videoconferencia Covid-19: Interdependencia y Cooperación México-Estados Unidos del Centro para estudios de Estados Unidos y México, en la que participaron Rafael Fernández de Castro; la subsecretaria de Comercio Exterior, Luz María de la Mora; la subdirectora de estudios e investigadora principal de América Latina del Council of Foreing Relations, Shannon K. O’Neil; el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Carlos Salazar Lomelín, y el exembajador de Estados Unidos en México Anthony Wayne.

La funcionaria dijo que el distanciamiento de Estados Unidos y China “nos da una oportunidad a México para que en este contexto de desacoplamiento, en esa reestructuración de cadenas globales, podemos ser considerados en un sitio ideal para ser parte de esa nueva realidad, de esa nueva reconfiguración”.

Con la próxima entrada del T-MEC, añadió, se trabaja en aprovechar la oportunidad de contribuir a que la región de América del Norte sea más dinámica competitiva, a través de las nuevas reglas que se incluyeron en el acuerdo comercial.

México desde fuera

Por su parte, Shannon K. O’Neil dijo que al observar a México desde fuera hay preocupación porque hay baja de inversiones, volatilidad en los mercados por las bajas de calificaciones tanto a las empresas de energía del Estado como al mismo país; debilidad en la moneda mexicana, así como cambios preocupantes en el sector energético, entre otras cosas.

Desafortunadamente, advirtió, aún y cuando se abre la oportunidad para que México aproveche los espacios que dejan los conflictos, no hay una estructura sólida en el extranjero que promueva al país como un destino de inversiones.

Para el titular del CCE, Carlos Salazar Lomelín, México recibió la bendición de que Estados Unidos y China tengan diferencias profundas que generan “oportunidades de oro”, porque los mexicanos pueden convertirse en proveedores del mercado estadounidense en productos que antes hacían los chinos. Añadió que hay gran espacio para recibir inversiones, aumentar el contenido regional y nacional, así como aumentar las exportaciones a Estados Unidos.

Por ejemplo, solo tenemos un grado de integración regional de 28%; somos el primer exportador de pantallas pero solo el 8% es de contenido nacional, lo que muestra la oportunidad para el país. «Tenemos que aprovechar el tratado (Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá T-MEC), hay que apostar que las inversiones detenidas puedan empezar a fluir y tenemos que hacer una cosa básica, volver a insistir que no podemos hacer cambios de reglas, de normatividad que afecten la confianza de un nacional o extranjero», expuso.

Diálogo Solución

El CCE señaló que se pueden solucionarlos conflictos con un diálogo inteligente.

Sin afectar la confianza

“México no debe de realizar cambios en las reglas que afecten la confianza hacia el país, como lo que se hizo en energía, en donde se pudo llegar a una solución entre gobierno e iniciativa privada mediante un diálogo entre gente razonablemente inteligente, ya ni siquiera inteligente”, dijo el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Carlos Salazar.

No dar marcha atrás

Agregó que no se puede dar marcha atrás a lo que ya se tiene, porque ello generó un desencanto entre los inversionistas, además de que abrió la posibilidad de que se cuestione el respeto a la legalidad.

Fuente:

Redacción-https://www.yucatan.com.mx/mexico/economia/bendicion-a-mexico