jueves, diciembre 2, 2021
InicioComercio Exterior y AduanasCrisis de contenedores y el Nuevo Orden internacional

Crisis de contenedores y el Nuevo Orden internacional

La crisis de contenedores se traduce en un control de mercancías sobre todo por parte de China que está generando desequilibrios económicos en diversos países y bloques económicos.

Crisis de contenedores y el Nuevo Orden internacional

Mucho se ha dicho que la pandemia de Covid-19 vino a cambiar al mundo y así es, estamos enfrentando cambios significativos a los que tenemos que acostumbrarnos.

Hay temas de los que se habla mucho como el de la transición energética y el paso hacia el uso de energías renovables, también sobre el cambio climático y las nuevas formas de trabajar, producir y de movilidad, pero hay un tercer punto nodal entre los cambios que la humanidad enfrenta, se trata del comercio internacional, mismo que ha sufrido un impacto brutal a partir de la parálisis que se dio en el 2020 y durante su reactivación en 2021.

El transporte

Más del 75% de las mercancías y bienes de consumo que se intercambian en el sector del comercio exterior son movidos principalmente por vía marítima.

La reactivación de la actividad económica mundial y, por ende, de los intercambios comerciales, mostró la debilidad del sector para enfrentar contingencias relacionadas con la movilidad de cargas que trajo consigo un impacto directo en las economías de los países, sobre todo en desabasto, aumento de precios y repercusiones inflacionarias.

A partir de que el mundo se detuvo por la pandemia y las restricciones sanitarias y ahora con el regreso de las actividades -en gran medida gracias a la vacunación contra Covid-19– se ha presentado un fenómeno que no había sido contemplado, enfrentamos una de las mayores crisis de la historia del transporte marítimo que reúne los factores suficientes para crear una tormenta en el comercio mundial y que ya ha provocado escasez de algunos productos e incremento de precios.

La crisis de contenedores se traduce en un control de mercancías sobre todo por parte de China que está generando desequilibrios económicos en diversos países y bloques económicos. Actualmente, el problema no está en la producción, sino en cómo hacer llegar las mercancías a los consumidores finales, situación que afecta al comercio internacional y a los modelos económicos existentes, particularmente a la hegemonía económica de Estados Unidos.

Quizá la crisis se presentó por la falta de previsión en un punto fundamental del transporte: los contenedores, en otras palabras, se redujo el espacio disponible para transportar los productos, principalmente en el intercambio de Asia a Occidente.

En medio de la pandemia barcos con cientos de miles de contenedores con mercancías, provenientes de Asia llegaron hasta puertos de América y Europa y, debido a las restricciones sanitarias, no se les permitió volver a cargar con los productos que serían llevados de regreso a Asia y viceversa, por tal razón, muchos contenedores quedaron prácticamente “amontonados” en algunos puertos.

Así, la crisis de los contenedores y la pandemia vinieron a empoderar, comercialmente hablando, a los grandes productores de insumos y de maquila, como son los países asiáticos de China, India, Vietnam y Bangladesh que impusieron estrictas medidas para evitar el ingreso de nuevas variantes del virus, lo que provoca que la producción se haga más lenta lo que a su vez genera un retraso en la entrega de mercancía, se trata de un efecto dominó, porque cada vez que se cierra una fábrica o un puerto, el producto no puede ser importado creando una crisis de consumo, sobre todo en los países de occidente, Europa y principalmente en Estados Unidos.

La cadena de afectación pasa también por los centros y empresas de logística encargados de la descarga de los barcos y del tránsito local enfrentando la saturación de puertos y carreteras.

Aumento de costos

Otra manifestación de la crisis es en el drástico incremento en los precios de los transportes marítimos. De acuerdo con cifras del Banco Interamericano de Desarrollo, en septiembre de 2020 un flete de China-Estados Unidos costaba unos USD$ 4,000, un año después, cuesta más de 20,000; pero es aún mayor de China al norte de Europa, que, de USD$ 2,000, pasó a más de 14,000; en cuanto aAmérica Latina, la situación varía según cada país, otro factor importante es que los precios cambian sustancialmente cuando se trata de empresas pequeñas y con poco poder de negociación, en cuyo caso, antes de la pandemia pagaban unos USD$ 2,000 por un contenedor entre Shanghai y América del sur y ahora el costo es de más de USD$ 7,000.

Lo que traerá esta crisis

El fenómeno de la crisis de los contenedores abre la puerta a un nuevo orden internacional y a la formación de bloques comerciales con nuevas estructuras de producción, empleo y transporte y en la forma de hacer llegar los bienes de consumo al destinatario final.

El problema de la escasez de enceres domésticos como lavadoras y estufas; de juguetes, ropa, chips para los autos nuevos y su consiguiente encarecimiento, no tiene su origen en los sistemas de producción y mano de obra (como algunos trasnochados piensan) sino en los sistemas del transporte y comercio exterior.

Queda la duda de si estamos viviendo la transición hacía un nuevo orden internacional, ante un cambio drástico en las potencias económicas y comerciales o si solamente se trata de una crisis pasajera, para saberlo, habrá que esperar a lo que pase con la transición energética, el cambio climático y, por supuesto, con el comercio exterior.

Hasta ahora todo indica que el control lo tienen China  y el bloque asiático, el país de Xi Jinping hoy exporta 2.591 billones de dólares, cifra igual a la suma de exportaciones de Estados Unidos, Japón y Francia en conjunto.

Fuente:

Manuel Díaz-https://www.sdpnoticias.com/opinion/manuel-diaz-crisis-de-contenedores-y-el-nuevo-orden-internacional/

spot_img
Publicidad
spot_img
Cortesía de Investing.com

PRÓXIMOS EVENTOS

¡No hay eventos!