España: Reforzar las infraestructuras, la industria y la agricultura, los «desafíos» de Herrera

El presidente de la Junta expondrá sus prioridades en la primera entrevista que mantenga con el nuevo Gobierno.

0
2140

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, ha situado el refuerzo de los sectores industrial y agrario, el modelo energético y las infraestructuras como «desafíos» que planteará en su primera entrevista con el nuevo presidente del Gobierno.

En la conferencia de clausura del IV Curso Prensa y Poder en la Ciudad de la Educación de San Gabriel, en Aranda de Duero (Burgos) Herrera apuntó que pedirá apoyo al nuevo Gobierno para reforzar la base industrial de Castilla y León con el objetivo de que llegue a suponer el 20 por ciento del PIB en 2020.

Sin embargo, señaló que esto es compatible con el mantenimiento del sector agrario, porque «el futuro gobierno tendrá que negociar la nueva PAC que sucederá a la del actual periodo, que finaliza en 2020.

También se mostró convencido de la importancia de avanzar hacia el Tratado de Libre Comercio de Europa y Estados Unidos, al que «al que hay que apoyar y no tener miedo» porque reforzará las exportaciones, que son una de las señas de la economía de Castilla y León.

Herrera señaló en su discurso la necesidad de que se fije también cuanto antes un nuevo modelo energético «moderno y estable» que de un «tratamiento adecuado» a la explotación del carbón nacional, que ha considerado que no se ha «cuidado» de forma adecuada en las últimas legislaturas.

En el plano de las infraestructuras, se mostró dispuesto a «exigir» la comunicación de la alta velocidad ferroviaria, en obras para llegar a la capital burgalesa, con la «Y» vasca. También consideró necesario que culminen todos los tramos de la autovía del Duero e insistió en el deseo de la Junta de Castilla y León para recuperar el tren directo Madrid-Aranda-Burgos, al menos para mercancías.

Ponencias

El curso Prensa y Poder, inaugurado el pasado lunes, contó con más de 128 alumnos y ha estado dedicado a «El futuro de España», con ponencias como la de la ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina y el ex ministro socialista Ángel Gabilondo, junto a otros políticos y varios periodistas y directivos de medios de comunicación.

La intervención de Herrera se produjo después de que los asistentes guardaran un minuto de silencio por el fallecimiento el jueves de uno de los alumnos del curso, un hombre de 67 que sufrió un infarto en el mismo salón de actos donde se celebra y que, aunque fue recuperado con la intervención de varios asistentes y del subdelegado del Gobierno en Burgos, médico de profesión, falleció después a sufrir otro infarto ya en el hospital.

Interlocutor

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, destacó ayer la necesidad de poner en marcha cuando antes un Gobierno «estable» en Espña que sirva de interlocutor con la Unión Europea.

Herrera consideró necesario cerrar un «periodo de interinidad del Gobierno español, tras año y medio de perfil». En su opinión, contar con un gobierno estable es necesario también para «consolidar el crecimiento económico y del empleo. Por esta razón, Herrera consideró que una tercera convocatoria de elecciones generales sería «indeseable e impensable».

Para Herrera, si se llegara a tener que convocar nuevos comicios supondría «un mal ejemplo y una pérdida de confianza».

La única alternativa, en su opinión, sería alcanzar los acuerdos necesarios para que gobierne quien ha ganado las últimas elecciones, porque «los acuerdos son posibles y no hay ninguna maldición bíblica que los impida».

Tras pedir a todos los partidos recuperar «la generosidad y la inteligencia» que protagonizaron la transición española, Herrera ha afirmado que se niega a creer que en España impera «la cultura del veto, del no y de la distancia insalvable entre el centro izquierda y el centro derecha».

En una intervención de casi una hora, el presidente de la Junta de Castilla y León defendió el papel de las comunidades autónomas que ha considerado «un factor de estabilidad en los últimos meses, con un gobierno estatal interino». Sin embargo, reconoció que la estructura autonómica necesita una revisión en la que se defina mejor el reparto de competencias y la «cooperación horizontal» entre autonomías.