LA CUARTA PASARÁ LUPA AL COMERCIO EXTERIOR

No sólo no desapareció, según se advertía al inicio de la actual administración federal, sino que la oficina encargada del post despacho aduanero en México incrementará su protagonismo en la fiscalización del país. Su objetivo es elevar la investigación y el análisis de riesgo para ser más asertiva en sus auditorías, ante una creciente ola de defraudación fiscal a través del contrabando y subvaluación de mercancías en la actividad del comercio exterior.

0
346

Al tiempo que el gobierno de la llamada cuarta transformación se instalaba en las distintas posiciones, la recaudación secundaria por actos de fiscalización de comercio exterior sumó 16 mil 430.8 millones de pesos al primer trimestre de 2019, superando su propia meta en un 180.7% para el periodo, de acuerdo con el Informe Tributario y de Gestión del Servicio de Administración Tributaria (SAT).

Luego de un debate interno y pláticas con el sector privado, el brazo fiscal de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) decidió en enero de este año conservar y fortalecer a la Administración General de Auditoría de Comercio Exterior (AGACE).

“Llegamos a la conclusión de que no podía caer en la Administración General de Aduanas (AGA), que fuera juez y parte de toda esta cuestión, incluso ya estudiándolo más a fondo descubrimos que la AGACE debe de tener y contar con mayores facultades”, comentó Fernando Hampshire Santibáñez, titular de esta entidad.

Quien fuera también Administrador Central de Fiscalización de Hidrocarburos, comentó ante los agremiados del Instituto Mexicano de Ejecutivos en Comercio Exterior (IMECE) que “es inmenso el padrón de contribuyentes (importadores) que opera en esquemas de defraudación fiscal”.