México con potencial para sustituir a China como principal exportador de EU

De la Calle explicó que el crecimiento de las exportaciones mexicanas es el componente más dinámico del Producto Interno Bruto (PIB) en este 2019. El director general y socio fundador de De la Calle, Madrazo-Mancera, Luis de la Calle, afirmó que México puede reemplazar a China en las exportaciones a Estados Unidos, ya que el crecimiento mexicano en esta materia es exponencial, y puede aprovechar el conflicto entre el país asiático y en norteamericano.

466

Al término del seminario Las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China y su impacto en México, De la Calle explicó que el crecimiento de las exportaciones mexicanas es el componente más dinámico del Producto Interno Bruto (PIB) de 2019.

«En un ambiente de desaceleración México debe promoverse como sustituto de China en el mercado de Estados Unidos», aseveró el también ex negociador del primer Tratado de Libre Comercio (TLC). Expuso que en los últimos dos años México ha tenido una enorme incertidumbre en materia de comercio exterior, por lo que la amenaza del presidente Donald Trump de imponer aranceles de 5 por ciento a todas las exportaciones de México a Estados Unidos, «no es creíble».

«El 5 por ciento si lo pone no dura 15 días. Necesitamos ser súper inteligentes de hacer saber que nosotros no estamos sujetos a la incertidumbre de Estados Unidos y China», resaltó. Indicó que México puede ser socio comercial con China por lo que dijo es necesario explorarlo «es un mercado muy importante, hay grandes posibilidades en el mercado agroindustrial en manufactura, para que México tenga una presencia relevante en el mercado chino».

De la Calle señaló que es muy importante la diversificación; «hay que entenderla de tres maneras, la diversificación del origen de la inversión; la diversificación de las importaciones, donde lo más importante es que sepan que puedes comprarle a otro país».

Afirmó que el plan B que Trump aseguró tener es una «amenaza que siempre vamos a tener, porque es su estilo, es su forma de negociar, su forma de ser. Pero yo creo que no es creíble y menos en cuanto estemos acercándonos a la jornada electoral de Estados Unidos».