México, país de emprendedores

Durante la anterior entrega del Premio Nacional del Emprendedor 2015, el presidente Enrique Peña Nieto mencionó que los emprendedores son parte esencial del México moderno que está derribando barreras y quitando frenos que les impedían crecer e ir adelante. En el mismo evento, se anunció la promulgación de los cambios a la Ley General de Sociedades Mercantiles, con un nuevo régimen de asociación denominado Sociedades para Acciones Simplificadas, S.A.S.

0
1481

En su intervención, el presidente mencionó que en la legislación anterior, el costo promedio para crear una empresa era de 20 mil pesos y el trámite podía tardar, en el mejor de los casos, seis días. Con estas modificaciones ahora se podría crear una empresa en 24 horas de forma gratuita, inclusive realizando la gestión por Internet, con un solo socio y sin necesidad de un capital mínimo.

Se dijo que en una segunda etapa, se buscará que el mismo proceso electrónico para la creación de una empresa permita la inscripción al Sistema de Administración Tributaria y al Instituto Mexicano del Seguro Social, así como la obtención de licencias de funcionamiento a nivel municipal y cuando las actividades sean de bajo riesgo.

Estas medidas que ya eran esperadas por el sector, responden a una estrategia gubernamental definida en el Plan Nacional de Desarrollo que busca elevar y democratizar la productividad, mediante la promoción de un ambiente de negocios que provea de un marco regulatorio eficaz que permita a las empresas prosperar, con la finalidad de generar más empleos, elevar salarios reales y mejorar la calidad de vida de los mexicanos.

No obstante, es necesario considerar la necesidad de mejorar los apoyos y las acciones orientadas en fortalecer principalmente a las microempresas mexicanas para elevar su competitividad.

PERFIL DE MICROEMPRESA

Recientemente, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, el Instituto Nacional del Emprendedor y el Banco Nacional de Comercio Exterior, presentaron los resultados de la Encuesta Nacional sobre Productividad y Competitividad de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (Enaproce) 2015, con el objetivo de generar información nacional sobre las habilidades gerenciales y de emprendimiento, así como de los apoyos gubernamentales que reciben para contribuir al fomento de la cultura empresarial en nuestro país.

En esta encuesta, se confirma que de poco más de 4 millones de empresas existentes en México durante 2014, 97.6 % son microempresas y concentran 75.4 % del personal ocupado total, siendo este sector el preponderante por su representatividad en el mercado, seguidas por las empresas pequeñas con 2.0 % y 13.5 %, y las medianas que representan 0.4 % y 11.1 %, respectivamente.

En el análisis de las cifras que corresponden a microempresas, se puede observar que únicamente 11.5 % de las encuestadas capacitaron a su personal, sólo 14.7 % de su personal cuenta con estudios de nivel superior y 47.6 % no aplicó acciones de solución ante problemas presentados en su proceso de producción, lo cual puede representar dificultades para alcanzar adecuados niveles de productividad.

En el análisis del acceso al financiamiento, 22.7 % de las microempresas consideraron que sus negocios no crecen por falta de crédito, de los que 60.1 % manifestó que la razón primordial para no aceptar un crédito es por su alto costo, y no tener una garantía o aval.

Con respecto a la tecnología, se aprecia que sigue desfavorecido éste sector, ya que la encuesta revela que un 74.5 % no utiliza equipo de cómputo y 73.9 % no usa Internet, principalmente porque consideran que no la necesitan en su operación.

Finalmente, el estudio muestra que 72.4 % no participa en cadenas productivas por desconocer información sobre este aspecto y únicamente 1.4 % de las empresas micro solicitaron apoyo mediante programas del gobierno federal.

Lo anterior permitirá a las autoridades, instituciones educativas, incubadoras y consultoras de negocios, el definir acciones concretas que mejoren la competitividad de las microempresas mexicanas, en donde se deberá fortalecer la estrategia de profesionalización de los empresarios, mediante la integración de planes de negocios acordes a las necesidades del mercado para impulsar acciones en materia comercial, operaciones, recursos humanos y financieras.

Todavía falta mucho para mejorar el posicionamiento de las empresas mexicanas conforme a los estándares de competitividad internacionales, sin embargo, la información presentada en la Encuesta Nacional sobre Productividad y Competitividad de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas, facilitará la integración de un diagnóstico que en el corto plazo establecerá estrategias para fomentar la cultura empresarial mexicana.

 

Limita fisco a artesanos

Mientras que los artistas plásticos y pintores van a seguir gozando del privilegio de pagar impuestos con sus obras de arte, los pequeños artesanos que serán integrados por primera vez al Registro Federal de Contribuyentes (RFC) para cumplir con sus obligaciones ante el fisco, están excluidos de ese programa.

No podrán pagar impuestos con sus artesanías, por ser pequeños artesanos su contribución tributaria será a través del Régimen de Incorporación Fiscal (RIF) que se diseñó en sustitución del Régimen de Pequeños Contribuyentes (Repecos), que pagaban impuestos por medio de una cuota.

El jefe del Servicio de Administración Tributaria (SAT), Aristóteles Núñez, confirmó que los pequeños artesanos no están contemplados para adherirse al pago en especie.

Dijo que para que comiencen a ser parte del padrón de contribuyentes y empiecen a contribuir con el gasto público, se aprobó una regla en 2015 que se publicó en enero pasado.

«Para quienes tienen condiciones y se dedican a las artesanías y puedan pagar de manera sencilla sus impuestos, el RIF dice que si tienen ingresos hasta por 300 mil pesos en el año, no pagan impuestos», explicó.

Resultados

Estudio del Inegi:⇒ Más de 4 millones de empresas existentes en México durante 2014, 97.6 % son microempresas y concentran 75.4 % del personal ocupado total.

⇒ Las empresas pequeñas con 2 % y 13.5, y las medianas que representan 0.4 % y 11.1 %, respectivamente.