Transportistas enfrentan un 2021 de pronóstico reservado

Los empresarios nacionales comparten con TyT su perspectiva para este año, que si bien vislumbran será mejor que el 2020, aún luce incierto.

0
473

Transportistas enfrentan un 2021 de pronóstico reservado

Superar los desafíos que el año pasado trajo consigo por los efectos de la pandemia, sin duda es considerado como un importante logro para los transportistas en nuestro país, pues por duro que resulte, hay empresas que
sucumbieron a los estragos de la parálisis económica.

De acuerdo con su testimonio, la clave estuvo en contar con una estructura financiera sólida, líneas de crédito disponibles para privilegiar la liquidez de la compañía, una cartera de clientes sana y diversificada, así como principios comerciales basados en el servicio al cliente.

Las empresas que acusaron cierta deficiencia en alguna de estas áreas, aún tuvieron la oportunidad de echar mano de una rápida capacidad de responder para adaptarse de inmediato a los cambios que el mercado demandó conforme a las exigencias de la “nueva normalidad”.

Si bien el autotransporte fue de los sectores menos afectados con la llegada de la pandemia, las compañías enfocadas en esta actividad no lograron escapar de una caída en sus ventas. De acuerdo con las entrevistas realizadas, las afectaciones van desde una baja del 30% en sus operaciones con respecto a 2019, hasta las que, debido a la naturaleza de las mercancías transportadas, reportaron una ligera alza.

Según informa la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (CANACAR), en abril y mayo del año pasado este sector estuvo operando al 64% de su capacidad total, mientras que al cierre de agosto, luego de la reactivación de algunas industrias no esenciales, la cifra se elevó al 86 por ciento.

El 2020 quedó atrás, pero los retos seguirán siendo parte de este nuevo año, en el que, fortalecidas tras las enseñanzas de la pandemia, las empresas seguirán avanzando rumbo a su total reactivación y hacia la posibilidad de retomar sus planes de crecimiento y consolidación previos a la llegada del COVID-19.

¿Qué esperar en los próximos meses?

Una de las lecciones que dejó el 2020, es que el panorama puede cambiar de un día a otro.

Conscientes de esta situación, los transportistas apuestan por delimitar sus planes de negocio a un plazo menor, a fin de tener la posibilidad de hacer ajustes basándose en los aspectos que vayan detectando.

A pesar de que los empresarios coinciden en que este año presenta mejor perspectiva que el anterior, reconocen que es momento de mantenerse cautelosos en sus inversiones, sin que eso impida dar continuidad a los planes de renovación establecidos, pues saben que contar con una flota joven es indispensable para reducir costos de mantenimiento, preservar óptimos niveles de uptime y garantizar un servicio de excelencia a los clientes.

En cuanto al crecimiento de su parque vehicular, comentaron que están dispuestos a llevarlo a cabo siempre y cuando tengan frente a ellos una clara oportunidad de negocio que demande un incremento en el número de unidades.

De lo contrario, su apuesta se concentrará en privilegiar los mantenimientos preventivos para que su flota actual opere en óptimas condiciones, al menos hasta que exista un panorama de mayor certidumbre.

“Aunque han bajado las tasas de interés, hay que ser cautelosos para evitar complicaciones a futuro”, comentó Raúl Monroy, Director General de Transportes Monroy Schiavon (TMS).

Aun cuando el aumento en los casos de COVID-19 y las restricciones en las entidades a causa del semáforo epidemiológico siguen siendo un tema preocupante para las empresas de autotransporte, ven con buenos ojos la
llegada de la vacuna a territorio nacional, pues luce como la chispa que podría reavivar la confianza de la gente y, con ella, el consumo; así como impulsar la actividad de sectores que siguen noqueados a causa de los embates de la pandemia.

Oportunidades del otro lado de la frontera

De igual forma, los empresarios se muestran entusiasmados con el cambio de Gobierno en Estados Unidos y la rápida recuperación que está experimentando este mercado, capaz de impulsar también la actividad en México.
En este sentido, empresas como Trancasa, Autotransportes Pilot y TMS, hablaron del prometedor panorama que se vislumbra en el comercio exterior, por lo que ya sea a través de sus divisiones en territorio norteamericano o mediante aliados estratégicos, apuestan en este 2021 por impulsar su actividad del otro lado de la frontera.

Al respecto, Arturo Sánchez, socio fundador de Autotransportes Pilot, prevé un crecimiento del 35% en sus operaciones relacionadas con el comercio exterior, a través de su ruta de Guadalajara a Los Ángeles y San Francisco, concentrada principalmente en el transporte de tequila, electrónicos, dulces y bebidas tipo suero.

Esta labor, señaló, es posible vía su empresa hermana en California, Blue Coral Trucking, que a cinco años de su conformación reporta resultados positivos.

En tanto, Raúl Monroy, Director General de TMS, compartió que, aunque dentro de su operación sigue privilegiando la actividad en territorio nacional, aprovecha el rumbo favorable que está tomando el transporte de mercancías hacia y desde Estados Unidos a México.

Para dar viabilidad a este negocio, comentó, estableció una alianza con una empresa del otro lado de la frontera con la que comparte valores, objetivos e ideología, pues está convencido de que, en tiempos de crisis, el trabajo colaborativo es una excelente alternativa para concretar sus planes de desarrollo.

“Reforzamos esquemas de colaboración para tomar nuevos negocios donde no teníamos ni la capacidad, ni los operadores”, explicó el directivo.

Comercio electrónico, en la mira

A la par del buen pronóstico que acompaña al comercio internacional, las empresas reconocen el boom por el que atraviesa el eCommerce y, aunque están conscientes del grado de especialización que esta labor demanda, varios transportistas buscan aprovechar este momento.

Tal es el caso de Autotransportes Pilot. Al respecto, Arturo Sánchez comentó que la compañía jalisciense trabaja de la mano de Estafeta para atender la transportación de los envíos de paquetería en sus centros de distribución en el occidente del país.

De igual forma, TMS compartió que también tiene participación en este segmento a través de una flota de camionetas.

Con más camino recorrido en este segmento en crecimiento, Gilberto Palomares, Director General de Transportes Pitic, habló del incremento que han experimentado en el transporte de última milla. A la fecha, dijo, el 65% de su operación corresponde a la paquetería, mientras que el 35% restante está representado por la modalidad de camión completo.

El objetivo en este año, manifestó, es mantener su apuesta por el eCommerce desarrollando sus cuentas actuales. La oportunidad, sostuvo, está en dominar mejor lo que hacen para lograr una mayor penetración de mercado.

La salud es primero

Debido a que los contagios por la pandemia siguen latentes en el país, los empresarios transportistas reconocen la importancia de no bajar la guardia en materia de prevención y medidas sanitarias para cuidar a sus colaboradores.

Derivado de esta ola a favor de la salud de los operadores y de la necesidad de fortalecer su sistema inmunológico para evitar la entrada del virus, las empresas pondrán especial énfasis en cuidar el buen estado físico de sus colaboradores, lo que incluye mantenerlos libres de sustancias tóxicas que afecten su integridad y desempeño.

En este sentido, Uriel Joffre, Director General de Grupo Transportes, señaló que en este año todo va a seguir ligado al tema de salud. Es motivante, dijo, que la vacuna ya se esté distribuyendo; no obstante, aún no se puede cantar victoria.

Añadió que, en consecuencia, mantendrá a tope la cultura de prevención en toda la empresa mediante la iniciativa “Grupo Transportes Cuida mi Salud”. Este programa, detalló, no solo está enfocado en la protección contra la COVID-19, también está destinado a atacar todas las enfermedades y factores de riesgo que causan estragos en el estado físico de los colaboradores.

El juego se llama eficiencia

Otro aspecto que los empresarios consideran muy relevante para este 2021, es apostar por la eficiencia en todas las áreas de su operación. En referencia a este punto, comentaron que lo principal es poner en marcha acciones que los lleven a aprovechar de mejor forma sus recursos y evitar gastos inesperados.

Desde luego, la eficiencia que atañe a los vehículos se manifiesta a través de la capacitación para promover que los operadores pongan en práctica un manejo técnico-económico que privilegie el rendimiento de combustible y el cuidado de los componentes críticos del motor.

Un rubro más en el que debe trabajarse para minimizar riesgos y, por ende, evitar gastos fuera de lo previsto, es el reforzamiento de los principios de seguridad vial y de los protocolos de actuación ante un ilícito. La capacidad para reducir la siniestralidad mediante una estrategia de prevención, es básica para generar ahorros en las pólizas de seguros, tal como señaló Alfonso Fernández, Director de Operaciones de Trancasa.

El uso de la tecnología, destacaron los empresarios del transporte, es una excelente alternativa para promover la eficiencia de sus recursos, mantener las unidades más tiempo en el camino, alcanzar una mejor gestión de su flota y proteger la integridad de sus operadores.

“Hay que sacudirse la obsolescencia, pues las empresas que no se suben a las nuevas tecnologías se van a quedar fuera del negocio”, enfatizó Fernández. Y es que hoy en día, la telemática, los sistemas de gestión de flota, mecanismos de monitoreo y aplicaciones para la visibilidad de las entregas, son herramientas que ya demostraron que pueden incrementar la rentabilidad de las operaciones en el transporte.

Como ejemplo, Darío Mora, Director General de Afrisa, destacó que, gracias a la implementación de una solución de telemática en sus llantas, la empresa a su cargo reportó aumentos de hasta el 12% en el rendimiento de combustible.

En línea con la idea de promover el uso de la tecnología, Grupo Transportes trabaja en el desarrollo de un software a la medida de sus requerimientos, el cual favorezca una operación más eficiente, segura y rentable, que permita monitorear las unidades y la productividad de su personal.

Una ventaja que la pandemia ha dejado a su paso, capaz de seguir impulsando la eficiencia en este 2021, es el uso de las plataformas digitales para videoconferencias, las cuales han permitido no solo mantener la comunicación con los principales grupos de interés de los empresarios, sino incluso, fomentar una relación mucho más cercana, oportuna e integral.

Enrique Homs, Director General de Transportes Maeda, comentó que ahora los tomadores de decisiones tienen la posibilidad de realizar negociaciones a través de las herramientas de comunicación a distancia, lo que implica un ahorro en viajes y mejor aprovechamiento del tiempo.

Los transportistas coinciden en que, aunque las restricciones queden atrás y se retomen las reuniones presenciales, la comunicación a distancia debe seguir explotándose en aras de promover la productividad.

Por otro lado, Raúl Monroy expresó que también es muy importante rodearse de clientes que ayuden a las empresas a ser más eficientes, mediante procesos ágiles de carga y descarga de mercancías, respeto de horarios establecidos, cumplimiento de compromisos y disposición para trabajar juntos en sinergias a favor de ambas partes.

Bastión comercial

Este 2021, coincidieron los transportistas, se tornará en un año muy competitivo, pues las flotas buscarán diversificar su cartera o poner en operación las unidades que por la reducción en el tamaño del mercado quedaron fuera de circulación. En este sentido, compartieron que es necesario fortalecer su estructura comercial para afinar su estrategia, entender las necesidades de los clientes para ofrecerles las soluciones que demandan, privilegiar el servicio y los valores agregados que puedan brindar mediante un precio justo.

Un mal que sigue presente

A los nuevos desafíos que enfrenta el autotransporte, se suma una problemática muy arraigada, que lejos de disminuir, parece haberse recrudecido tras la crisis económica heredada por la pandemia: los transportistas se muestran preocupados por el incremento en la incidencia delictiva.

Conscientes de la importancia de poner solución a este problema, apuestan por equipar sus unidades con sistemas para prevenir ilícitos, reforzar sus áreas de monitoreo, establecer protocolos de actuación y brindar capacitación a su personal a fin de estar preparados para cualquier situación. No obstante, concuerdan en que esta batalla contra la delincuencia debe librarse de la mano de las autoridades y con una estrategia sólida para hacerle frente a la situación.

Rubén Alvarado, Gerente de Transporte de Grupo Pecuario San Antonio, manifestó que lo preocupante es que esta situación continúa en aumento, pues no se ve un plan factible de las autoridades que pueda ponerle freno.
Al igual que en 2020, este año estará marcado por una serie de acontecimientos que escapan del control de las empresas de transporte: estragos de la pandemia, elecciones, decisiones del Gobierno, tipo de cambio. En ese sentido, comentó Gilberto Palomares, lo importante es enfocarse únicamente en lo que está en sus manos resolver.

“Mantenemos una actitud positiva; sabemos que nada es fácil, menos en tiempos como estos, pero estamos listos para aprovechar cualquier oportunidad y atender mejor a nuestros clientes”, destacó Palomares.

Fuente:

Daniela Rodríguez-https://www.tyt.com.mx/nota/transportistas-enfrentan-un-2021-de-pronostico-reservado