Cierra peso la sesión con ganancias

El peso cerró julio con una apreciación de 6.37% o 1 peso y 27 centavos, cotizando alrededor de 18.64 pesos por dólar, siendo la mayor recuperación mensual del peso desde marzo de 2017.

591
La recuperación del peso que llevó al tipo de cambio a un mínimo de 18.4988 pesos por dólar, se debió a una combinación de factores que podrían permitir que el peso se siga recuperando hacia el cierre del año.
 
1.       Posterior a las elecciones del 1 de julio, varios integrantes del equipo de López Obrador se dedicaron a enviar señales al mercado de que el nuevo gobierno implementará políticas económicas ortodoxas. El mercado reaccionó de manera favorable a que se dará continuidad a la renegociación del TLCAN en caso de no concluir en los próximos meses.
 
2.       Se ha elevado la probabilidad de que el TLCAN sea renegociado con éxito en agosto. De acuerdo a comentarios de oficiales en México y Estados Unidos, ambos países están trabajando para lograr un acuerdo en principio en poco tiempo. Asimismo, Donald Trump ha calificado al presidente electo de México como una persona “estupenda”, lo que por ahora reduce la percepción de riesgo de una posible confrontación entre el próximo mandatario de México y el de Estados Unidos. 
 
A pesar de lo anterior, la baja participación de Canadá ahora que se reanudaron las pláticas de alto nivel, pudiera ser evidencia de una mayor presión por parte de Estados Unidos para que la delegación canadiense haga mayores concesiones.
 
3.       Durante el mes se observó un debilitamiento moderado del dólar. El índice ponderado del dólar cerró el mes con un retroceso de 0.60%, perdiendo terreno frente a la mayoría de las divisas, en particular las de economías emergentes. El peso mexicano fue la divisa más apreciada en el mercado cambiario. En la semana comprendida entre el 26 de junio y el 24 de julio, las posiciones especulativas brutas a la espera de una recuperación del peso subieron 41.63% a 87,495 contratos, de acuerdo a datos del Mercado de Futuros de Chicago (CME, por sus siglas en inglés). Otras divisas que también se apreciaron fueron el rand sudafricano, que avanzó 4.7% frente al dólar, el real brasileño que se apreció 3.3% y la corona sueca que se apreció 1.7%.  
 
En agosto se espera que el peso mexicano continúe ganando terreno si se logran avances en el proceso de renegociación del TLCAN. De ser así, el tipo de cambio podría perforar el soporte de 18.50 pesos por dólar que hasta ahora ha respetado.
 
Es importante señalar que hoy por la mañana se publicó en México la estimación oportuna de crecimiento correspondiente al segundo trimestre. De acuerdo a las cifras, el PIB creció a una tasa anual ajustada por estacionalidad de 1.6%, mostrando una contracción trimestral de 0.1%. Lo anterior se debió a una caída de las actividades primarias a una tasa de 2.1% y a un retroceso de las actividades secundarias a una tasa de 0.3%, mientras que las actividades terciarias crecieron 0.3%.
 
Con el dato de hoy, la previsión de crecimiento económico para 2018 de Banco Base fue revisada a la baja a 2%, pues sería difícil (pero no imposible) crecer a la tasa de 2.3% proyectada anteriormente, ya que sería necesario que el PIB crezca a una tasa anual promedio de 2.63% durante el segundo semestre. Lo que podría llegar a impulsar el crecimiento del segundo semestre sería un mayor crecimiento de las exportaciones y el consumo. La estimación final de crecimiento del segundo trimestre se publicará el 24 de agosto, en donde se dará a conocer con mayor detalle el motivo detrás de la desaceleración económica.
 
Durante el mes, la paridad peso-dólar alcanzó un mínimo de 18.4988 y un máximo de 20.2006 pesos por dólar. El euro-peso alcanzó un mínimo de 21.5932 y un máximo de 23.4410 pesos por euro en las cotizaciones interbancarias a la venta. Por su parte, el euro tocó un mínimo de 1.1575 y un máximo de 1.1791 dólares por euro.
 
Al cierre, las cotizaciones interbancarias a la venta se ubicaron en 18.6394 pesos por dólar, 1.3125 dólares por libra y en 1.1692 dólares por euro.