México, preparado para vaivenes económicos: Videgaray

387

Ciudad de México. En un encuentro con la Mesa Directiva de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin) dijo que lo anterior se debe a que el país cuenta con un tipo de cambio flexible, con un sólido marco regulatorio en el sistema financiero y con una congruencia entre las políticas fiscales y monetarias.

El presidente de la Concamin, Manuel Herrera Vega, aseveró que la «coyuntura macroeconómica» es una oportunidad para fortalecer a la industria.

«Gracias al establecimiento de un diálogo abierto y el trabajo en conjunto con diversas dependencias como la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, para proponer desde la industria políticas públicas en torno a las oportunidades para los diversos sectores y regiones productivos del país, estamos convirtiendo la coyuntura macroeconómica en excelentes oportunidades para el fortalecimiento de nuestros sectores, basados en un trabajo de encadenamiento productivo con inclusión de pymes a las grandes operaciones del comercio exterior mexicano”, consideró el dirigente de los industriales en una reunión con el secretario de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray Caso.

El encuentro en el marco de la sesión de la mesa directiva de la Concamin, el funcionario federal dijo que, si bien la alta volatilidad e incertidumbre a nivel internacional «poco tienen que ver con la situación interna del país, sí afectan al entorno económico de México y por ello se han tomado diversas medidas para mantener la solidez de la economía nacional».

Según un comunicado de la Concamin, Videgaray Caso realizó un análisis de la situación por la cual atraviesa la economía internacional, caracterizada por una desaceleración y aversión al riesgo, con un comportamiento de la economía china en el futuro próximo que es una interrogante, naciones como Brasil en franca recesión y en general los flujos del comercio inhibidos.

Destacó que esta situación representa un reto para México como nación exportadora, pues «debe apostar a la estabilidad y economía de mercado por una parte, y por la otra la integración en las cadenas de producción global».