Pemex recorta operación de refinerías y la importación de gasolinas se dispara

Recientemente, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) hizo un llamado de atención a Pemex por la situación actual de las refinerías, faltas de mantenimiento. Las propias cifras de la petrolera mexicana le dan la razón: para noviembre, el 78.4% de las gasolinas que se venden en México son importadas.

12709

Recientemente, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) hizo un llamado de atención a Pemex por la situación actual de las refinerías, faltas de mantenimiento. Las propias cifras de la petrolera mexicana le dan la razón: para noviembre, el 78.4% de las gasolinas que se venden en México son importadas.

La información en esta página no podrá ser usada para envíos de email no solicitados y no podrán ser vendidos a un terceros.

¿La razón? Precisamente, la falta de atención a las refinerías, explican especialistas. Para el onceavo mes del año, la petrolera que hoy comanda Carlos Treviño creció su importación de este combustible en 11%, con un total de 637,600 barriles diarios del combustible.

En el caso del diésel, las importaciones de este combustible, mayormente utilizado por el autotransporte de carga, representaron 82.1% respecto de las ventas internas totales del carburante, que ascendieron a un promedio diario de 318,600 barriles.

Como explicó anteriormente La Política Online, datos publicados por la Dirección Corporativa de Planeación, Coordinación y Desempeño de PEMEX, muestran que el promedio de producción diaria de gasolinas a nivel nacional se ha venido reduciendo a una tasa anual promedio del 12% durante los últimos tres años.

Asimismo, como consecuencia de lo anterior y por la necesidad de responder a la demanda, las importaciones de gasolinas se incrementaron hasta llegar a cubrir el 60.75% de la demanda interna en 2016. Este dato es relevante teniendo en cuenta que en 2007 ese mismo porcentaje era del 40%, mientras que para 1994 solo correspondía al 15.1%.

Consultado por el diario El Economista, el especialista del sector, Arturo Carranza, apuntó que la producción se reduce por paros no programados en las operaciones, y que esto se explica por incidentes no previstos porque el calendario de mantenimientos no se siguió en los últimos años gracias a los recortes presupuestales.

«Se requieren inversiones en este rubro y una ruta para lograrlo son las asociaciones que ya comenzaron pero sólo en lo que tiene que ver con insumos como el hidrógeno, no en esquemas más integrales como la operación y mantenimiento completo», dijo.

Lo cierto es que es un negocio abandonado prácticamente por la petrolera. Para los expertos es entendible, porque refinar resulta un negocio ya poco rentable, precisamente porque estas plataformas son poco eficientes hoy en día.