jueves, febrero 2, 2023
InicioEconomia y FinanzasDeudocalipsis, made in USA

Deudocalipsis, made in USA

Si Grecia ha tenido al mundo en vilo con una deuda de 529,000 millones de dólares, imagínense lo que podría suceder con la de Estados Unidos.

¿Qué pasaría si el Congreso de Estados Unidos y la Casa Blanca no llegan a un acuerdo sobre el techo de la deuda?
La directora gerente del FMI, Christine Lagarde, advierte de consecuencias inimaginables de alcance universal. Nos encontraríamos con algo parecido a lo que pasó con Lehman Brothers en el 2008: aumentarían los costos de las hipotecas y podría haber hasta mayores filas en los cajeros automáticos, advierte Simon Johnson, del Peterson Institute.

Timothy Geithner, el secretario del Tesoro de Estados Unidos, lleva días preparado para ejecutar un plan B en el que habría retraso en el pago de los proveedores y suspensión de algunos servicios públicos en Estados Unidos.

Estaríamos ante una segunda recesión, anticipa Bart Patin de la Aseguradora de riesgos Coface. Para México, significaría fuga de capitales y presiones devaluatorias del peso, admite el presidente Felipe Calderón. No anda mal de memoria el Mandatario: la quiebra de Lehman Brothers llevó al peso arriba de los 13 por dólar.

Deudocalipsis a la vista. Si Grecia ha tenido al mundo en vilo con una deuda de 529,000 millones de dólares, imagínense lo que podría suceder con la de Estados Unidos, que sobrepasa los 14.3 billones de dólares. La deuda estadounidense es 27 veces mayor, pero la diferencia entre ambas deudas va más allá de este cálculo aritmético.

Casi todo el mundo es acreedor de Estados Unidos. Los bancos centrales tienen reservas nominadas en dólares, las tesorerías de las empresas tienen una parte de sus activos en dólares y miles de personas tienen ahorros en dólares porque confían en los billetes que tienen el rostro de Benjamin Franklin.

Macroeconomic Advisers ha hecho un pronóstico. Esta firma de análisis calcula que los precios de las acciones en Wall Street sufrirían un declive de 5 por ciento. La deuda del Tesoro de Estados Unidos recibiría una baja en su calificación por primera vez en su historia. Esto traería una constelación de consecuencias: aumento en las tasas de interés, una reducción en la tasa de crecimiento de EU y un incremento en las tasas de desempleo.

Macroeconomic Advisers no habla de los efectos en otros países, pero no hace falta mucha imaginación para anticipar que México sería uno de los tres países más afectados. Somos el país más vinculado con la economía de Estados Unidos, por encima de Canadá. Más de un tercio del PIB mexicano está relacionado con la actividad económica binacional.

Estados Unidos nunca ha caído en insolvencia. Si esto ocurre, cualquier otra cosa puede pasar. Nos encontraríamos en un escenario que no tiene precedentes. Hemos empleado esta expresión tantas veces que se ha desgastado por el uso frecuente. Esta vez es real. Llegaríamos a la dimensión desconocida.

Hace 12 días, el 15 de julio, esta Caja Fuerte se ocupó del tema. La posibilidad de agotar el plazo sin acuerdo era remota. Ahora no lo es tanto. Ha quedado claro el tamaño de la brecha entre los republicanos y la administración que encabeza Barack Obama.

A la hora de redactar esta columna quedaban siete días, cuatro horas y 24 minutos para llegar al plazo límite de un acuerdo. El Armagedón casi nunca ocurre, pero el invocarlo no es una buena idea. Algún día podría decidir convertirse en una realidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img
Publicidad
spot_img
Cortesía de Investing.com

PRÓXIMOS EVENTOS

¡No hay eventos!