Educación Náutica no debe ser militarizada: Colegio de Marinos Mercantes

Colegio de Marinos Mercantes de Veracruz responde a las palabras dichas por el comandante del Cuartel General de Alto Mando de la Secretaría de Marina, almirante José Luis Arellano, en el marco del parlamento abierto convocado por la Comisión de Gobernación y Población de la Cámara de Diputados para analizar las iniciativas para que la Secretaría de Marina tenga las facultades de control y administración de los puertos del país, presentada el pasado 17 de septiembre del 2020.

0
215

Educación Náutica no debe ser militarizada: Colegio de Marinos Mercantes

Para su información los planes de estudio de las tres Escuelas Náuticas de Mazatlán “Cap. De Alt. Antonio Gómez Maqueo”, de Veracruz “Cap. De Altura Fernando Siliceo y Torres” y de Tampico “Cap. De Altura Luis Gonzaga Priego González” cumplen con los requisitos de la Secretaría de Educación Pública, y con la Convención Internacional en Estándares de Formación, Certificación y Vigilancia para la gente de mar (STCW), emanado de la Organización Marítima Internacional, donde se reglamentan los estándares de cualificación mínima que deben cumplir los oficiales y demás personal de la Marina Mercante, lo cual significa que se encuentran actualizados.

Tan es así, que los que egresamos orgulloso de las Escuelas Náuticas Mercantes, podemos operar y dar mantenimiento al equipamiento de los buques de carga general, graneleros, porta contenedores, buques de trasporte rodado, pasajeros, remolcadores; y en su tiempo los buques especializados en el transporte de petroquímicos y gases de la flota de Pemex. Hoy en día, en que nuestra economía sigue dependiendo de la industria del petróleo, los Oficiales de la Marina Mercante Mexicana son los operadores de diferentes tipos de embarcaciones que proporcionan un invaluable apoyo a la industria petrolera costa afuera.

De igual manera, quizás Usted desconozca que hasta unos años atrás existía un programa de visitas por parte de los alumnos de la H. Esc. Naval, quienes realizaban algunas prácticas en los simuladores de navegación y maquinaria de la Esc. Náutica de Veracruz.

Durante su intervención Almirante Arellano, Usted minimiza el número de representantes de los Colegios de Marinos Mercantes y aduce que el 90 o 98% de sus integrantes se encuentra en situación de retiro, sin considerar que ésta representación está conformada en su mayor parte por personal que prestó servicios por más de 35 y hasta 50 años a bordo de embarcaciones mercantes y que sigue pugnando por contribuir cada día a la grandeza de nuestro país en general y de la marina mercante en particular; además de que el grueso de compañeros, son oficiales de cubierta y máquinas, quienes por la naturaleza de sus funciones se encuentran a bordo de embarcaciones de la flota mercante nacional y en buques extranjeros, todos y cada uno avalados por una cédula profesional.

Usted afirma sin sustento alguno que los integrantes de los Colegios de Marinos nunca hemos trabajado en la función pública, desconociendo que hay compañeros que tienen una brillante trayectoria profesional en puestos públicos en Pemex, CFE, Capitanías de Puerto, y que si no hay más marinos mercantes destacando en este ámbito es porque nuestra labor es abordo de los buques antes descritos o en actividades relacionadas con nuestra profesión, para ello fuimos formados. Sin embargo no pierda Usted de vista que también en los sectores productivos de la industria privada estamos presentes en niveles Gerenciales, ya que en cada Compañía Naviera Mexicana encontramos exitosos Directivos y Ejecutivos en la Administración de las mismas.

No pierda Usted de vista que la formación de un Marino Mercante está llena de sacrificios económicos desde el primer momento del ingreso a la Escuela Náutica, generando una erogación de recursos para nuestros tutores durante el tiempo de nuestra formación y que continua una vez que egresamos, pues el costo de los cursos de capacitación para nuestro ascensos y actualizaciones corren por parte del marino, incluyendo el tiempo y la estadía en tierra por la duración del curso en el cual no recibe remuneración alguna.

La misma formación de los oficiales de la Marina Mercante requiere que para obtener el primer título de piloto o maquinista naval, un recién egresado de las Escuelas Náuticas debe navegar por lo menos 360 días (singladuras), esto sin contar las estadías en puerto y a partir de ahí, cada nuevo ascenso requiere navegar mínimo 3 años para obtener el título de Capitán de Marina o 1er Oficial de Máquinas y de igual manera otros tres años navegados para alcanzar el grado de Capitán de Altura o Jefe de Máquinas y así seguir navegando hasta su retiro, lo que disiente con la situación de los marinos militares, quienes su educación, formación y capacitación, está garantizado por un presupuesto federal. Nosotros no somos hijos del erario y las barras, sargazos y laureles de nuestras insignias son fruto de cada día en la mar no sentados en un escritorio.

Tenemos un punto de coincidencia, efectivamente la Marina Mercante está desatendida por los gobernantes que ignoran o disimulan no conocer el potencial del transporte marítimo y su personal. Hace algunos años atrás, en los principales puertos del mundo, se veía en sus muelles un buque mercante enarbolando el pabellón nacional.

Hoy lo poco que queda de la Marina Mercante, intentan hacerla desaparecer, ya que la postura de la Secretaria de Marina no es sumar como Usted dice, la postura de SEMAR es avasallar a la Marina Mercante, sin considerar que los puertos y la Marina Mercante es un asunto de cuestiones eminentemente civiles, no tiene nada que hacer la marina militar en estas cuestiones, simplemente por las características de su formación, de observancia de una línea de mando, contraria a la formación de los Oficiales de la Marina Mercante, en donde se educa para que cada elemento tome las decisiones eficientes y certeras en cualquier momento que sea requerido.

Fuente:

Comunidad Portuaria-https://www.cportuaria.com.mx/noticias/detalle/5f6aed4b6daf30720331f038