La carga aérea se abre paso entre el COVID-19 y la crisis de contenedores

El desafiante entorno para el comercio marítimo puso los ojos en este segmento, que las compañías de carga han aprovechado incorporando más capacidad.

0
759

La carga aérea se abre paso entre el COVID-19 y la crisis de contenedores

El comercio vive a nivel mundial uno de los entornos más desafiantes que se haya visto en los últimos años.

Las actividades económicas, que estuvieron paradas durante gran parte de 2020, reiniciaron a principios de año a un ritmo descomunal, que rebasó las capacidades de las cadenas de suministro y llevó a la saturación de puertos y una escasez de contenedores.

Y en este contexto, la carga aérea ha encontrado un punto de apoyo no sólo para recuperarse, sino para crecer.

Durante la segunda mitad del año, empresas nacionales y extranjeras han logrado superar los niveles de carga transportada previos a la pandemia.

Por una parte, las compañías mexicanas –entre las que se encuentran las divisiones de carga de aerolíneas comerciales, como Aeroméxico y Volaris, y cargueras como MasAir y Aerounion–, volvieron a los niveles de 2019 a partir de mayo y, con excepción de un par de meses de retroceso entre agosto y septiembre, lograron un alza de 3% en octubre de este año.

Sin embargo, el caso de las extranjeras ha sido de mayor dinamismo, con crecimiento desde inicios de año y que ha ligado incluso periodos de incremento a doble dígito, de 10% y 11% entre septiembre y octubre, en comparación con 2019.

Para Virginia Gallardo, directora del grupo de trabajo aéreo de la Asociación Mexicana de Agentes de Carga (Amacarga), esta tendencia responde a una alta necesidad del movimiento de mercancías entre países, a falta de la capacidad que ofrecían las aerolíneas comerciales, que en el segmento internacional aún se encuentran lejos de recuperarse.

“Muchas líneas aéreas tuvieron que convertir aviones de pasajeros a carga. Al final del día, nunca se detuvo ese servicio, pues muchos aeropuertos cerraron la entrada a los pasajeros, pero no al comercio”, explica.

“Eso ayudó en buena medida a que se incrementara el movimiento de carga internacional, pues podían llevar más carga que lo que usualmente estaba proyectada para el segmento comercial”.

José Ricardo Botelho, CEO y director ejecutivo de la Asociación Latinoamericana de Transporte Aéreo (ALTA), explica que en la región hubo un incremento de 18% en la demanda de carga aérea, y la adaptación de aviones comerciales a carga fue una de las soluciones a corto plazo empleadas por las compañías.

“Las aerolíneas transportaban 10% de la carga a nivel mundial, pero en valor agregado, supone de 35% a 40%, pues son productos valiosos, de altos costos”.

Entre las aerolíneas comerciales, Volaris y Viva Aerobus han sido las que más han crecido en el segmento nacional.

Mientras Volaris lo ha hecho a un ritmo de 7% mensual promedio respecto a 2019 en carga transportada (lo que ha derivado en un incremento de 13% en sus ingresos en este segmento), Viva Aerobus ha crecido a triple dígito prácticamente en lo que va del año respecto a 2020, aunque se trata de un sector en el que comenzó a operar a finales de 2019.

Estafeta y MasAir se han mantenido con un crecimiento estable, cerrando octubre con alzas de 17% y 12%, respectivamente.

“La carga aérea tiene una gran diferencia en velocidad de mover el producto, es mucho más alto”, refiere Ingo Brabikowski, director general de Estafeta.

“Si vemos los volúmenes que estamos manejando, en noviembre tenemos un 70% más que en febrero, son cantidades muy fuertes. Con la reactivación, la carga sube como la espuma”, dice.

Para adaptar su capacidad a este crecimiento, Estafeta sumó un avión más a su flota durante este año, y en el transcurso de 2022 reemplazará dos equipos 737-300 por 737-400, que ofrecerán una capacidad adicional de 15%.

Hacia delante, los especialistas coinciden en que el ímpetu del segmento de carga aérea continuará, sobre todo por la presión en las cadenas de suministro global, que se prevé que continúe, al menos, durante la primera mitad del siguiente año.

“Mientras esté la situación de la saturación de puertos y falta de contenedores, el transporte aéreo va a estar con una buena posición de movimiento. Se busca que tenga un incremento, se hace lo posible para que mejoren las rutas y que incrementen”, afirma Gallardo.

Fuente:

Juan Tolentino Morales-https://expansion.mx/empresas/2021/12/13/carga-aerea-se-abre-paso-covid-19-crisis-contenedores