MAERSK DISEÑA SOLUCIONES EN CADENA DE SUMINISTRO PARA MERCADO MEXICANO

De ser el conglomerado marítimo más importante a nivel global con la marca Maersk Line hasta septiembre de 2018, cuando anunció su fusión con Damco; ahora la firma busca ser el integrador logístico líder a nivel mundial ofreciendo soluciones puerta a puerta para sus clientes, bajo el cobijo solo de la marca Maersk. Esto incluye soluciones específicas para cada mercado, como es el caso del mexicano.

519

Esto es relevante si se toma en cuenta que Maersk estima que el mercado anual de logística global, que involucra el transporte de contenedores, la logística de contratos, el transporte de carga tradicional y la gestión de la cadena de suministro tiene un valor de 615 mil millones de dólares en ingresos.

Morgan Edwards, Directora Comercial de Maersk para México, sostuvo que la integración de la naviera con el brazo logístico del grupo permite brindar una gama de servicios a la cadena de suministro de los clientes, que va desde manejo de órdenes de compra, visibilidad y trazabilidad de la carga a nivel integral y no únicamente en contenedor, hasta planeación de embarques, carga y descarga o consolidación de la carga, distribución nacional, manejo de documentación, factura única y pagos a proveedores, 4PL y almacenaje, entre otros.

“Tenemos integración de sistemas, intercambio de datos y todo con la intención de ofrecer a nuestros clientes una mejora y eficiencia en sus cadenas logísticas. Puede ser tan complejo o sencillo como se requiera, no solo estamos hablando de soluciones muy complejas donde tengamos ya supply chain management, 4PL o e-commerce, puede ser también algo muy sencillo como un patio de contenedores, conexión intermodal, desaduanaje o cruce de frontera, todo lo podemos desde el 1 de enero”, sostuvo Edwards.

En entrevista con T21, detalló que en el caso del mercado mexicano y centroamericano trabaja de la mano de los 10 primeros proveedores de diferentes servicios como el agenciamiento aduanal, flota de camiones, cruce de aduanas y almacenaje tercerizando servicios; mientras que otros los ejecuta directamente Maersk, como la trazabilidad y manejo de datos.

“En México es una mezcla de los dos, todo lo que es 4PL, cadena de suministro, visibilidad y manejo de órdenes de compra, booking, planeación de embarques, desconsolidación y consolidación, distribución nacional, todo lo tenemos nosotros; cuando hablamos de desaduanaje y cruce de frontera, bodega para manejo de inventario, tercerizamos espacio físico, pero es nuestra gente la que ejecuta y nuestros sistemas los que están habilitados para manejo de inventarios”, abundó la directiva, quien sostiene que específicamente en México trabaja de esta forma debido a la gama de 23 servicios que ofrece.

Respecto de las características del mercado mexicano, donde ha habido interrupciones en la cadena de suministro derivado de acontecimientos como los bloqueos ferroviarios en Manzanillo o Lázaro Cárdenas, los dos principales puertos del país, o en carreteras, Morgan Edwards enfatiza que el robustecimiento de Maersk permite a los clientes contar con diferentes opciones que garantizan el flujo continuo en la cadena logística.

“La buena noticia de ofrecer diferentes servicios logísticos es que también tenemos más soluciones en caso de una falla en la cadena de suministro. En caso de que una de las vías esté bloqueada, podemos empezar a ofrecer diferentes soluciones como desconsolidar el contenedor y enviarlo en diferentes modos de transporte, llevar directamente la mercancía al destino final o podemos hacer cruce de frontera, así tenemos más elementos con los cuales apoyar a los clientes”, añadió.

INVERSIONES EN PUERTA
Para poder continuar con estas soluciones en el mercado mexicano y tomar cada vez un mayor control sobre las mismas, Maersk planea invertir en el país en segmentos como bodegas o en la compra de competidores, como es el caso de alguna agencia aduanal; aunque Edwards menciona que el plan de inversión aún está en análisis y el monto no fue revelado por esta causa.

“Sí ha habido inversiones del Grupo como es el caso de Lázaro Cárdenas con 900 millones de dólares en la terminal de contenedores. Este año, con la integración de todos los servicios y productos, también estamos planeando invertir. Aún no tenemos muy definido exactamente hacia dónde va dirigida la inversión, pero sí existe un plan no nada más en México sino a nivel global, en donde hemos visto que ya comenzamos, ya sea que nosotros desarrollar físicamente el producto o comprar a un competidor que esté dispuesto a unirse al grupo en cierto mercado, como en Estados Unidos, donde ya tenemos una agencia aduanal y en otras partes del mundo”, agregó.

Lo anterior, en palabras de Morgan Edwards, va en línea con la proyección de crecimiento de todo el grupo A.P. Moller-Maersk en los mercados donde participa, donde, en el caso del mexicano, hay una ralentización en el movimiento de contenedores este año.

“Precisamente diversificando hacemos frente. A la hora de poder ofrecer ya no únicamente el servicio marítimo sino toda una gama puerta a puerta, estamos logrando crecer con nuestros clientes. La mayoría de nuestros clientes están tomando muy positivo el anuncio de que podemos entrar a ayudar ahora con diferentes soluciones no solo marítimas y eso nos permite crecer y diversificar también a nosotros, sobre todo en un mercado como el de este año”, dijo.

Respecto de una ampliación de servicios o rutas marítimas, Morgan Edwards enfatizó en que todos los años hay un rediseño de las rutas y será hasta finales de 2019 cuando se sepa la forma de operar hacia 2020 en la red marítima, solo a través de Maersk y SeaLand, pensando en integrar posteriormente a la marca Hamburg Süd