Análisis y proyecciones del impacto mundial de la carga granelera de Ucrania y Rusia

Efecto del alza en los valores de combustibles en transporte global

0
6405

Análisis y proyecciones del impacto mundial de la carga granelera de Ucrania y Rusia

Aún no terminamos de sentir los efectos en el largo plazo de la pandemia y una nueva disrupción obliga a repensar las estrategias hasta ahora adoptadas para la adaptación a la nueva realidad.

El mercado de graneles y carga seca sufre ya los primeros efectos del aumento del precio del búnker y depuradores, el incremento de declaraciones de fuerza mayor, el pago de salarios de tripulantes de nacionalidad rusa y ucraniana, e incluso el rechazo de las aseguradoras londinenses frente a transacciones relacionadas con Rusia.

Entre los efectos relacionados directamente con el comercio con Rusia, primero fue el embargo al petróleo ruso -que tiene al mundo de rodillas con los precios de los combustibles- pero ahora el problema que pesa sobre el transporte internacional es las consecuencias inmediatas del bloqueo a transacciones con cuentas rusas, que han sido excluidas del sistema de pagos internacionales SWIFT, que sustentan los pagos del comercio internacional.

Si no se le puede pagar a proveedores rusos, no se pueden comprar sus bienes. Y si los buques que transportan mineral de hierro y granos no pueden zarpar desde puertos ucranianos no podrán llegar a los destinos del mundo que esperan su preciada carga.

Carga de gigantes

Si bien, todos los mercados se ven afectados por esta restricción, el transporte de commodities como granos, mineral de hierro y acero, entre otros, juega un rol fundamental en la economía mundial.

Ucrania es un importante exportador de mineral de hierro -6to lugar a nivel mundial-, empleando naves BabyCape, SmallCape y Cape en un 100% para transportar esta materia prima hacia los mercados del mundo.

Además, cuenta con una importante participación en la exportación de granos (no soya), acero, productos agrícolas, fertilizantes, según un detallado análisis de BRS Bulk.

Por su parte, Rusia emplea parcialmente naves Handy, Handymax, Supramax, Ultramax, Panamax, OverPanamax y BabyCape para transportar una combinación mayoritariamente compuesta por carbón y compartida por fertilizantes, granos (no soya), acero y sulfuros, mientras que las categorías SmallCape y Cape ocupan la totalidad de su capacidad para la exportación de carbón, mercado en el que ocupa el tercer lugar a nivel global después de Indonesia y Australia… y ¿quién es su principal cliente?: China.

Mercados alternativos

En el caso del mineral de hierro ucraniano, su 1,6% participación de mercado puede ser fácilmente reemplazada por otros productores, como Brasil, aun cuando signifique travesías más largas.

El problema estaría en reemplazar el carbón ruso. China es el principal consumidor de carbón ruso, pero mantiene una prohibición comercial con Australia, por lo que la única alternativa viable para el país asiático es presionar el mercado indonesio y sumar quizás a Japón y Corea para alcanzar los volúmenes antes suministrados por Rusia. Sin embargo, condiciones climáticas inclementes de lluvia incesante han impedido las exportaciones fluidas de mineral indonesio, mezcladas con otras dificultades administrativas internas y problemas propios del mercado, como pedidos pendientes.

En cuanto al mercado de granos (incluyendo soya), entre Ucrania y Rusia suman un 16,2% de la oferta mundial, pero si se analiza el trigo por separado, los dos mercados suman cerca del 30% del volumen a nivel global, lo que los posiciona conjuntamente como la fuerza exportadora de trigo más importante del planeta. Sequías y las contrapuestas lluvias intensas en otras latitudes productoras de trigo ponen en jaque el suministro mundial de uno de los alimentos más importantes de la dieta humana. Si la producción de Norteamérica (EE.UU. y Canadá) cayera, sería tarea de Australia y Argentina alimentar al mundo.

Maíz, fertilizantes y acero son otros mercados, que al combinar Ucrania y Rusia representan interesantes volúmenes de exportación.

La caída en estos transportes afectaría directamente a las economías que los consumen, teniendo que buscar proveedores alternativos para satisfacer su demanda, pero con la dificultad agregada de evitar transitar por la ruta de Europa del este para no arriesgar quedar atrapado en la zona de conflicto.

Sin duda, todo un nuevo desafío logístico.

Fuente:

Mundo Marítimo-https://www.mundomaritimo.cl/noticias/analisis-y-proyecciones-del-impacto-mundial-de-la-carga-granelera-de-ucrania-y-rusia