Investigan nuevos materiales para la industria automotriz

La fabricación de automóviles exige automóviles más ligeros, con el fin de tener una mayor eficiencia a un menor costo y contaminar menos.

503

Centros de investigación del Bajío ya participan en los nuevos retos de la industria automotriz, la cual busca quitarle «peso» a los vehículos con nuevos materiales, a fin de cumplir con las exigencias de una mayor eficiencia, disminución de costos y reducción de emisiones contaminantes.

Daniel Hernández Camacho, director general del Clúster Automotriz de Querétaro (CAQ), indicó que, por ejemplo, el Ciateq de Aguascalientes trabaja en el desarrollo de este tipo de materiales.

El proyecto que tiene el centro de investigación con la iniciativa privada considera el análisis del carbono y la fibra de carbono para desarrollar recubrimientos en los vehículos.

Dada la demanda de unidades más ligeras, los investigadores buscan el desarrollo de materiales avanzados, que sean más durables y más ligeros, con algunas compañías como Balero y ZF.

El nuevo concepto de movilidad debe ser sustentable. «Tiene que ver con cuidar el medio ambiente, con aspectos relacionados como el reciclaje de materiales, con ciudades que están creciendo y que muchas veces no tienen un crecimiento urbano ordenado», indicó Hernández Camacho.

De ahí, expuso, el cambio que está teniendo la industria hacia el tema de la electrificación del automóvil, junto con los sistemas autónomos, los cuales están relacionados con aspectos de reducción de costos de producción, con eficiencia en el funcionamiento de las unidades y la reducción de contaminantes.

“Pero hay varias paradas previas, y en primer lugar, para lograr una mejor movilidad y una mayor sustentabilidad se requiere una mayor eficiencia en los autos, la eficiencia de los motores, los motores híbridos, cosas que cada vez van a ir cobrando más relevancia en los siguientes años”, agregó.

En este sentido, el punto de partida está relacionado sobre todo con la innovación de materiales.

“Con materiales más ligeros, más resistentes, con las mismas propiedades y funcionalidades mecánicas, pero sobre todo más ligeros”, mencionó Hernández.

Así, se pueden encontrar propuestas de plásticos, aluminio, de procesos que reducen el peso y aumentan la eficiencia en la pieza, y que están cada vez más presentes en los vehículos.

Lo anterior, al mismo tiempo que presentan la ingeniería para reducir el número de componentes, la cantidad de ensambles para que se pueda integrar una menor cantidad de partes que también signifiquen el proceso de manufactura, refirió.

En el Bajío y a nivel nacional especialistas han realizado proyectos de investigación sobre diferentes materiales como níquel, aluminio, magnesio y titanio; los estudios consideran la composición de materiales, especialmente base metálica, que se emplea en la industria automotriz, así como en otros sectores como el aeronáutico y el médico.

Así que, “sí, sigue siendo tremendamente relevante esta parte de los nuevos materiales”, puntualizó Daniel Hernández.

El director del CAQ destacó que el desarrollo de estas innovaciones en la industria, implica un trabajo permanente entre las empresas y los centros de investigación, también para confirmar la aplicabilidad de estos nuevos productos.

“También, en la medida que los centros de ingeniería de las empresas se están moviendo a la región del Bajío, se dará de una manera más natural este intercambio con los centros de innovación y desarrollo”, consideró.

En el caso del Clúster Automotriz de Querétaro, el organismo ha tenido la oportunidad de participar junto con algunas compañías en el diseño o en compuestos de producto.

“En la medida que se da este cambio, veremos una participación más activa de los centros de investigación, para que de manera cotidiana ayuden a las empresas a explorar, a ver el comportamiento de los materiales, a hacer pruebas, etcétera, para que luego ellos puedan aplicar estos modelos a sus centros de producción”, confió el directivo.