jueves, diciembre 8, 2022
InicioComercio Exterior y AduanasMigrar a la electromovilidad: ¿Cómo elegir un vehículo eléctrico para tu flota?

Migrar a la electromovilidad: ¿Cómo elegir un vehículo eléctrico para tu flota?

Elegir un nuevo integrante para tu flota no es una tarea sencilla, requiere de un análisis claro de la oferta disponible y una autoevaluación para identificar tus necesidades.

Migrar a la electromovilidad: ¿Cómo elegir un vehículo eléctrico para tu flota?

Actuar contra el cambio climático se ha convertido en un misión clave para el transporte, por lo que diversas compañías han reforzado sus proyectos para disminuir sus emisiones de gases de efecto invernadero, recurriendo a diversas tecnologías como los vehículos que funcionan a través de la electricidad y no de combustibles fósiles.

Si bien los vehículos eléctricos han atraído la atención de las empresas transportistas, hay diversos elementos que aún mantienen alejados estas unidades de las flotas de estos negocios, como la falta de instalaciones adecuadas para recargarlas, la poca presencia de incentivos fiscales para sumarse a estas iniciativas o bien la escasez de unidades que se adecuen a sus necesidades.

A esto se suma la inversión inicial como la principal inquietud de los transportistas para la adopción de vehículos eléctricos, como lo señala un sondeo realizado a través de nuestra cuenta de Twitter @revistatyt. Ante esta inquietud, armadoras y especialistas han señalado que si bien el costo de este tipo de unidades es más alto, sus beneficios inciden en otros aspectos de las finanzas de la flotas como mayor eficiencia.

Cabe recordar que para segmentos de reparto urbano y última milla, estos vehículos ya son una realidad para el mercado mexicano. Apenas el 2.6% del parque automotriz en el país es híbrido o eléctrico, de acuerdo con datos de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA).

En este sentido, elegir un vehículo eléctrico no es sólo hacer números, enamorarse de un diseño o pensar que esta migración a la electricidad será buena para el negocio por sí sola; sino que se trata de una tarea que requiere de un análisis robusto tanto interno como externo, para poder identificar nuestras necesidades y la oferta que mejor se adecue a éstas.

En este sentido, Ricardo Cortázar, socio fundador de la consultoría técnica dirigida a la parte de logística y transporte InnoTran, nos comparte tres aspectos importantes que debemos analizar si buscamos incluir en nuestra flota vehículos eléctricos.

Conoce tu mercado

La electromovilidad es una tendencia que avanza sin detenerse y vamos a ver cada vez más vehículos eléctricos en el transporte y la logística, incluso hay empresas de estos sectores que ya tienen claro a partir de qué año dejarán de ofrecer unidades de combustión interna o la sustituirán por opciones más limpias.

Si bien hay empresas que ya están avanzando al incorporar alternativas eléctricas a sus flotas, y otras esperarán a que ya todo esté acomodado para migrar a la electromovilidad, destaca Cortázar.

«¿Qué debe hacer tu empresa? Lo primero es evaluar las opciones que existen o que están disponibles en los mercados mexicano, norteamericano y mundial, porque hoy ya no hay necesariamente una barrera de entrada para que una empresa que está haciendo algo en EU, Canadá, Australia o algún otro país, pueda venir a México y dar la solución en el corto plazo»

Así, subraya, lo primero es evaluar que opciones en el mercado ya están desarrolladas, conocer y analizar sus especificaciones, desde peso bruto vehicular, carga, rango, autonomía, tipo de voltaje, de cargador y de infraestructura; sin olvidar evaluar la calidad de lo que se está ofreciendo.

El especialista señala que hay dos caminos de oferta: Uno es el típico fabricante de camiones, que vende unidades de combustión interna y ya está ofreciendo vehículos eléctricos equivalentes a los anteriores; y el otro son empresas de reciente creación, como startups, que se enfocan exclusivamente en este tipo de vehículos o que incluso no necesariamente son fabricantes de camiones.

Apuesta por la calidad

En una segunda etapa, apunta Cortázar, se encuentra la parte de la calidad; y es aquí donde debe evaluarse la marca, su tecnología y sus componentes, porque si bien un fabricante puede ser muy importante en cierto mercado, la calidad de su motor, sus baterías o conectores de sus vehículos no son necesariamente los mismos que en los de combustión interna, y por tanto, no sea lo que necesitas.

«Hay que hacer esta evaluación. En un vehículo de combustión interna muchas empresas hacen estas evaluaciones para comparar calidad, capacidad, precios…

Podríamos estar poco familiarizados con la tecnología, las marcas, los motores y las baterías, pero hay que hacer esta evaluación con la novedad que también tienes alternativas de empresas que están ofreciendo unidades con componentes de marcas que no son necesariamente conocidas», menciona el experto de InnoTran.

Otro punto que no se debe olvidar es el tema de la posventa. Conocer la empresa e identificar cómo le va dar mantenimiento o seguimiento al vehículo y a tu proyecto: «Es lo mismos que en el tema de combustión interna, tienes que evaluar todas estas variables para poder identificar qué es lo que existe».

Con esto realizado, ahora te toca analizar tu operación e definir tus necesidades.

El experto recomienda identificar cuántos tipos de operaciones tiene tu empresa y cuántos tipo de vehículos requieres para esas operaciones; por ejemplo, si tienes un camión que en su operación diaria recorre más de 50 kilómetros, necesitarás una unidad eléctrica que tenga una autonomía para recorrer más de esos 50 kilómetros.

«Saber cuál es el requerimiento completo del camión y si tienes tienes equipos aliados, que van sumando a las capacidades que buscas en una unidad eléctrica y qué tienes que checar con los potenciales vendedores de esta unidad».

Por último en esta etapa, de cada operación que tienes deberás conocer cuál oferta disponible en el mercado es la que empata con tus necesidades, para tener mayor certeza de que la elegida sea la mejor opción para tu flota.

Ten un plan estratégico de electromovilidad

Por último, recomienda que tu empresa tenga un plan estratégico de electromovilidad; es decir, planificar en el corto, mediano y largo plazo lo que vas a hacer y las operaciones que podrías migrar a esta tecnología.

«Muchos se brincan esta etapa comprando uno o dos unidades, y arrancan su etapa de electromovilidad no necesariamente con el vehículo adecuado o en su operación más adecuada. Si hoy una empresa tiene 10 tipos de operaciones puede que no le convenga arranca con un vehículo, porque podría tener un sobrecosto tal que no va a tener un retorno de inversión o la va a tener hasta dentro de 10 años».

El caso Bimbo

Grupo Bimbo ha sido una de las empresas que ha logrado integrar la electromovilidad de manera exitosa en su distribución, y actualmente cuenta con 1,155 vehículos eléctricos a nivel global, que forman parte de sus más de 52 rutas de distribución en el mundo.

En ese sentido, Rodolfo Álvarez, Gerente Global de Estudios Técnicos de Grupo Bimbo, destacó el papel de la tecnología e innovación en la formación de transporte de carga sostenible y eficiente; y resaltó que la panificadora mexicana ha apostado por los vehículos eléctricos en los último años por los beneficios que aporta tanto a la empresa como al medio ambiente.

Durante su participación en Expo Logistics World, realizado a finales de noviembre pasado en el Centro Citibanamex, Álvarez compartió la experiencia de la marca en su migración a esta tecnología y estos fueron algunos de los puntos que considera deben tenerse en cuenta al incluir vehículos eléctricos en el transporte:

Autonomía y diseño: El directivo de Bimbo explicó que se debe tener claridad sobre los kilómetros que la unidad recorrerá en su tarea diaria para optar por la autonomía adecuada, así como empatar el diseño con las necesidades que tengas, por ejemplo, la panificadora prefiere las cajas cuadradas, sin esquinas redondeadas, porque así puede emplear su esquema de anaqueles dentro de la unidad sin desperdiciar espacio.

Peso: ¿Cuánto va a cargar la unidad? Tomando en cuenta que la estructura, chasis, motor y demás elementos de la unidad estén contemplados en el peso total permitido.

Disponibilidad: La pandemia sacudió todos los mercados y procesos con fuerza, y por ello hay pocas marcas y modelos disponibles de manera inmediata.

Así que para enfrentar esa escasez, señaló, se puede recurrir a la opción de «personalizar» el o los vehículos que necesitas, utilizando por ejemplo el chasis de un fabricante de vehículos y el tren motriz eléctrico de otro para ensamblarlos en conjunto.

Infraestructura: Migrar a la tecnología eléctrica llevó a Bimbo a hacer cambios importantes en su infraestructura, trabajando en una instalación adecuada, que cuenta con transformador, tablero de control e incluso una planta de emergencia, para garantizar que sus unidades siempre puedan cargarse sin poner en riesgo la operación.

Fuente:

Erick Zúñiga-https://www.tyt.com.mx/nota/migrar-a-la-electromovilidad-como-elegir-un-vehiculo-electrico-para-tu-flota

spot_img
Publicidad
spot_img
Cortesía de Investing.com

PRÓXIMOS EVENTOS

¡No hay eventos!