Productores ganaderos ven con optimismo el futuro de la actividad en la Argentina

Productores ganaderos que exponen en la 130° muestra en el predio rural de Palermo evaluaron que el futuro de la ganadería argentina es óptimo, pero que siempre necesita del respaldo de medidas oficiales.

0
1217

El productor y veterinario, mejorador genético, Rodolfo Peralta de Lezama, ex partido de Chascomús en la Cuenca del Salado, en territorio bonaerense dijo a NA que “el futuro de la ganadería está asegurado independientemente de los gobiernos”.

Pero hizo la salvedad que las “cosas están bien excepto que tengamos algun problema tan extremo como la que se acabó en diciembre y que pasamos durante 10 años y que tratemos que no se repita”, que son las retenciones a la ganadería y la prohibición de exportar de la administración kirchnerista.

Este criador y recriador manifestó que “el futuro es mejor imposible, estamos en una situación óptima como parte del país y del continente americano. En Sudamérica hay cuatro países, Brasil, Paraguay, Uruguay y Argentina que se destacan. Uruguay ha hecho un trabajo de excelencia que posiciona a estos países en un lugar envidiable para otros”.

“Nosotros tenemos un potencial en producción con tecnologías que hoy están al alcance de la mano, en la mayoría de los productores”, sostuvo.

Consideró que “todo este desarrollo debe ser apoyado por medidas políticas, de tipificación y demás, y otros cambios en la comercialización de la carne que es un tema complicado”.

Por su parte, María Luz Martiarena, productora ganadera de Pehuelches, cerca de Tres Lomas, en la zona de Trenque Lauquen (provincia de Buenos Aires) que trabaja con la raza Shorton que cruza con Braford también se mostró confiada en la actividad.

Ella obtiene novillos a los 14 meses de 420 kilos, lo que es un logro de valor agregado.

“El futuro lo veo bueno en la ganadería, pero si ponemos en valor las cosas que hay que hacer, si nosotros seguimos con la misma forma de trabajo, donde de casualidad sabemos lo que sale cuando vendés la hacienda y no tuviste la posibilidad de ir a ver lo que pasó en el frigorífico, nos engañamos entre todos en toda la cadena”, agregó a NA.

Explicó que es una productora muy pequeña con 150 animales, yo creo que “tenemos capacidad de exportar, tenemos buena genética para ponérselos a los rodeos”, pero se debe modificar la “relación de poder entre grandes y pequeños productores”, ya que los primeros constituyen el 80 por ciento del sector.

Respecto del aumento de los fletes que ahora subió un 26 por ciento en el transporte camionero, consideró que “hay que hacer números” y “busquemos un punto de equilibrio” para que todos sean “rentables”.

En tanto, Lucas Dietert, cuyo padre Alejandro es el presidente de la Asociación Argentina de Criadores de Limousin, es productor de Hughes, de la zona sur de la provincia de Santa Fe y también manifestó confianza por el porvenir al hablar con Noticias Argentinas.

“Hacemos novillos de exportación de la raza Limousin, tenemos una cabaña en Hughes donde vendemos, semen, embriones y reproductores tanto macho como hembras”, dijo.

Expresó que “el futuro de la ganadería se ve más optimista que otros años y todo depende de cómo se reabran los mercados de la exportación”.

Sin embargo, un tema que le preocupa a este joven criador es el “costo del maíz, para terminar el engorde de los novillos” y precisó que se incrementaron los “costos de inseminación un poco, como las pajuelas (pastillas de semen) y los insumos, pero siempre es más barato inseminar que comprar un toro”.

Añadió que es “muy importante tener en cuenta el costo del flete de las jaulas de animales que ahora se incrementó” y destacó que para la exportación sus novillos salen con un peso medio de 420 a 430 kilos y la media res queda aproximadamente en 120 kilos con un rinde promedio en carne del 63 por ciento, lo que es un promedio muy alto.