sábado, junio 15, 2024
InicioComercio Exterior y AduanasTLCAN tendrá cambios pero graduales

TLCAN tendrá cambios pero graduales

México y Canadá saldrán relativamente indemnes de las actuales conversaciones sobre comercio con Estados Unidos, lo que sugiere que las amenazas proteccionistas del presidente estadounidense Donald Trump están lejos de concretarse, según un sondeo de Reuters entre economistas.

México y Canadá saldrán relativamente indemnes de las actuales conversaciones sobre comercio con Estados Unidos, lo que sugiere que las amenazas proteccionistas del presidente estadounidense Donald Trump están lejos de concretarse, según un sondeo de Reuters entre economistas.

El pacto de 23 años supone entre las economías de México, Estados Unidos y Canadá más de 1 billón de dólares al año en intercambio comercial, que abarca desde bienes agrícolas e industriales, hasta propiedad intelectual y regulación ambiental.

El comercio que genera el TLCAN representa 39% del PIB de Canadá y 49% de México, pero sólo 5% en el caso de Estados Unidos, la economía más grande del mundo. Tanto Canadá como México venden más de tres cuartas partes de sus exportaciones a Estados Unidos.

Aún así, economistas consultados por Reuters aseguran que las preocupaciones sobre los daños causados por la renegociación podrán ser exageradas y que el resultado más probable sea que las conversaciones lleven a un acuerdo trilateral actualizado después de muchos meses o años.

La tercera ronda de discusiones comenzará en Ottawa el 23 de septiembre.

“Cualquier cambio probablemente será gradual”, dijo Brett Ryan, economista de Deutsche Bank en Nueva York.

“Las corporaciones estadounidenses, particularmente los fabricantes de automóviles, estarán en riesgo sustancial de interrupciones en la cadena de suministros. El ‘lobby’ de los agricultores estadounidenses también se opondrá” a cambios radicales, refirió el experto.

Dos tercios de los 38 bancos e instituciones que respondieron a la encuesta esperan que el resultado de la renegociación sea en gran medida neutro o positivo tanto para México como para Canadá.

Es probable que los cambios abarquen mecanismos de solución de disputas, estándares laborales y ambientales, protecciones a la gestión de suministros y normas de origen, entre otras áreas, y que podrán tener el mayor impacto en las industrias automotriz y agrícola.

Sin embargo, la perspectiva de un cambio radical hacia el proteccionismo parece improbable, especialmente después de que una serie de escándalos y el vacilante apoyo de la clase dirigente política han obligado a Trump a retroceder repetidamente en sus promesas de campaña.

“Un final del TLCAN plantearía obstáculos para el Gobierno de Estados Unidos, ciertamente para el presidente de Estados Unidos y también conduciría a duras quejas del sector privado”, dijo Jesús López, economista del Banco Base en Ciudad de México.

La respuesta más común entre los economistas que siguen la economía canadiense fue que las conversaciones tendrán un impacto económico neutral. En el caso de México, la respuesta más usual apuntó a una reacción positiva, que extendería una tendencia alcista vista en la primera mitad de 2017.

La economía de México ha sido este año más resistente de lo esperado, mientras que el desempeño de Canadá en los primeros seis meses del año fue el más fuerte en 15 años, lo que llevó a su banco central a elevar las tasas de interés este mes por segunda vez en 2017.

spot_img
spot_img
Cortesía de Investing.com

PRÓXIMOS EVENTOS

¡No hay eventos!